El mismo de la otra vez

Se entrega Javier Villarreal ex director de SATEC

Se entrega Javier Villarreal ex director de SATEC. Este fue el encabezado de la mayoría de los diarios del Estado hace unos días y ante esto, surgen las preguntas y especulaciones.
¿Por qué se entregó? ¿Se cansó de huir? ¿Negoció su libertad a cambio de información? ¿Le duele ver como Humberto Moreira se pasea impunemente por el mundo presumiendo su “musculatura” en las redes sociales mientras él se oculta?
Hay y habrá muchas preguntas sin respuesta a este respecto, pero la que a nosotros nos debe ocupar, es ¿Por qué aquí no se ha hecho nada para esclarecer este fraude millonario? ¿Qué credibilidad puede tener un gobierno, de cualquier partido político sea estatal o federal que cierra los ojos ante lo evidente y no escucha los reclamos de justicia de los ciudadanos a los que ellos juraron proteger?
Como ciudadanos y coahuilenses, no podemos permanecer ajenos a este asunto, no debemos seguir cultivando nuestra apatía, irresponsabilidad y conformismo, es nuestra obligación exigir que se proceda de manera que esto nunca más vuelva a suceder. El Congreso del Estado, de la anterior legislatura, es cómplice del fraude orquestado por Humberto Moreira, Javier Villarreal, Jorge Torres y varios más que actualmente tienen puestos claves en el gobierno estatal y municipal, y hacen todo lo posible para ocultarlo. Es de suma importancia tener presente, que “fueron los diputados de la LVIII Legislatura del Congreso de Coahuila quienes votaron a favor de la reestructuración de la deuda por casi 34 mil millones de pesos el día 18 de agosto de 2011. Lo anterior pese a que al menos 5 mil millones de pesos de la misma deuda fueron contratados con documentos falsos y 18 mil millones sin autorización del Congreso local. Además, en las cuentas públicas de la pasada administración estatal no aparece la justificación de 18 mil millones de pesos. En su mayoría, fueron los diputados del Partido Revolucionario Institucional”.
¿Por qué ante lo evidente, el Congreso Estatal (mayoritariamente PRIISTA) avaló y con esto, se convirtió en cómplice, del mayor fraude orquestado en contra de nuestro estado? Porque así se les ordenó, porque ellos siguen la línea que les manda su partido aun a costa de traicionar sus principios. Hace unas semanas fui a la ciudad de México y para trasladarme al lugar al que tenía que presentarme, utilice los servicios de taxi. Fue muy frustrante comprobar que en México se nos considera dóciles, mandilones y conformistas, yo pensé que la referencia que podrían tener de nosotros sería por la cuestión de la inseguridad, crímenes y secuestros. NO ES ASÍ. Nos consideran dóciles, mandilones y conformistas por el fraude millonario y la poca dignidad que mostramos para exigir que se juzgue y se castigue a los culpables.
Todos y cada uno de los diputados que votaron a favor de reestructurar la deuda, son cómplices y ninguno de ellos debería de tener acceso a puestos públicos, este es un claro ejemplo del daño que un congreso puede causar cuando sus miembros deben, por institucionalidad de su partido, acatar las órdenes que les dictan, anteponiendo los intereses del partido a los intereses de los ciudadanos.
Están por iniciar las precampañas para las diputaciones locales, el rumbo que tome nuestro estado sigue estando en nuestras manos, cierto es que el PRI seguirá utilizando todos los medios a su alcance para conservar el poder y la impunidad que lo caracteriza, esperemos que la oposición ahora sí se comporte a la altura de las circunstancias que vivimos y sean en verdad un contrapeso a los abusos que por 9 años hemos vivido.


rsegura57@gmail.com