El mismo de la otra vez

¿Otro debate?

No hay mucho que decir sobre los candidatos que compiten por el distrito 06 para obtener una diputación federal, lo que hemos visto en estos dos debates (¿?), es el ejemplo de un sistema político corrupto y corruptor en donde se presentan ocho “partidos políticos”, todos viviendo de nuestras aportaciones. No tienen una plataforma política, la mayoría de ellos, son comparsas del PRI, creados con la finalidad de diluir el voto, de confundir, engañar, crear confusión y desalentar al ciudadano a votar.

El PAN y el PRD, se han dedicado a desprestigiarse ellos mismos, al pretender imitar al PRI, han caído en las prácticas que tanto critican, errores, envidias y fracasos los tienen divididos y confundidos, no saben hacia dónde van.

Que decir de los candidatos, el más apto y con la mayor experiencia, se ve cansado, fastidiado y alejado de los líderes de su partido, al más joven, le brota su arrogancia, en verdad cree que las multitudes lo adoran y actúa con soberbia, pierde el piso fácilmente por la cantidad de aplausos comprados que recibe, el que esgrime la mejor propuesta, la del Estado de La Laguna, se encuentra en un partido que más que aspirar al triunfo, va luchar por su supervivencia, porque tampoco recibe apoyo de quienes promueven la creación del nuevo estado. Uno de ellos, evidenció para quien trabaja, al evitar el tema de la megadeuda a una pregunta directa de los ciudadanos.

El resto de los candidatos, no tienen, y lo digo con todo respeto, la formación, conocimientos, experiencia y preparación, para aspirar a un puesto que exige contar con conocimientos en muchas áreas, en el Congreso es donde se debaten las reformas y leyes que el país necesita, tristemente tanto el Congreso como el senado está repleto de gente sin preparación.

Esto también es un ejemplo de la apatía, conformismo, miedo, indiferencia, ponle el calificativo que quieras, de nosotros los ciudadanos que permitimos que esto suceda frente a nuestras narices, gente incapacitada votando para crear leyes que no entiende, por dar su voto, reciben sueldos y prestaciones que no merecen y que no ganarían en ninguna empresa privada del mundo, por eso se postulan.Ningún partido merece mi voto, aun así, el día de las elecciones me voy a presentar a votar por alguno de los candidatos y estaré presente para que durante su período desquiteel sueldo que se le va a pagar, lo apoyaré cuando sea necesario y lo denunciaré cuando lo merezca sin importar al partido que pertenezca, esta, a mi modo de ver, es la respuesta.



rsegura57@gmail.com