El mismo de la otra vez

Y tú eres conformista

A cada uno de nosotros, en el transitar por esta vida se nos van presentando diferentes etapas, en las que pensamos y actuamos de diferente manera, nuestras posturas cambian porque nuestros conocimientos se van ampliando y comenzamos a tomar nuestras propias decisiones.A mí me habría gustado tener una relación más estrecha y de comunicación con mi Papá, de niño fui muy apegado a mi Mamá. Mi Papá era muy competitivo en todo lo que hacía, eso a mí me ocasionaba conflictos porque pensaba que él quería que yo fuera igual, así que me mantenía lo más alejado de él el mayor tiempo posible, le tenía miedo. Con el tiempo he descubierto que el miedo no era hacia mi Papá sino a reconocer y aceptar mis limitaciones y debilidades. Durante la enfermedad de mi Papá, tuve la oportunidad de estar muy cerca de él, y aprender mucho a pesar de sus limitaciones físicas, es indiscutible que durante algunos momentos importantes de mi vida, me hizo mucha falta y por lo mismo comprendo la importancia que juegan ambos padres en la educación de los hijos.Algo que aprendí de él, fue tomar mis propias decisiones y hacerme responsable de ellas, me llevó mucho tiempo comprender esto pero al final lo entendí, actualmente no culpo a los demás por lo que sucede en mí vida, hace mucho tiempo que no me siento víctima de las circunstancias y esto me permite estar conforme con lo que soy y con lo que tengo y eso me proporciona paz y tranquilidad para dar y recibir en esta vida. Hay quienes confunden estar conforme con conformismo y son dos cosas completamente diferentes, el que está conforme con lo que es, sabe que es capaz de obtener lo que se proponga, el conformista es el que se conforma con lo que le dan.Hace tiempo dejé de ser conformista, estoy en una etapa de mi vida en la que sé que puedo contribuir en algo a que mi vida y la de mis semejantes tenga mayor sentido, podría escribir todo el tiempo cosas bonitas, experiencias agradables, podría sin la menor duda olvidarme de política y de la problemática de mi ciudad, que necesidad tengo de recibir amenazas, ofensas, de ser atacado, desveladas, escuchar a políticos corruptos decir sus mentiras, citarme con ellos para exponer mis puntos de vista y darte cuenta que son incapaces de pensar. La verdad no tengo ninguna necesidad, Pero esta es un etapa de mi vida en la que puedo hacerlo, siento la necesidad de hacerlo, es fundamental que tomemos consciencia de las consecuencias de permanecer pasivos, además, la vida se conforma de subidas y bajadas, de tropezar y levantarse, correr y caminar, dar y recibir, está plagada de errores y aciertos, hoy en este momento puedo hacerlo, ¿porqué privarme de esta experiencia?Todos, de una o de otra forma recibimos mucho, también se nos exige mucho, por eso es importante aprender a estar conforme con lo que eres, con lo que tienes, esto te permitirá apreciar la vida por lo que la vida es y no emprender una lucha contigo mismo por obtener cosas de las que solo obtendrás felicidad o satisfacción momentánea. Tengo la dicha de ser Padre y Abuelo y si en este momento tengo el tiempo y las ganas de participar activamente para dejar un mundo mejor, aunque para algunos esto solo sea una utopía, lo voy a hacer para estar satisfecho con esta etapa de mi vida. 


rsegura57@gmail.com