El mismo de la otra vez

Hay que ser ciudadanos

Es importante, necesario y fundamental que la mayor cantidad de personas comprendamos que todos los que habitamos en una ciudad, estamos llamados a ser ciudadanos, tristemente en México, muy pocos estamos dispuestos a tomar esta responsabilidad que nos dignifica y nos compromete. “El término «ciudadano» es el nombre dado al hombre o mujer, que por haber nacido o residir en una ciudad, es miembro de la comunidad organizada que le reconoce la cualidad para ser titular de los derechos y deberes propios de la ciudadanía, quedando obligado, como ciudadano, a hacer que se cumplan”.¿Cuántos de nosotros podemos afirmar que somos ciudadanos? ¿A quién puedes decirle con certeza “ciudadano”, al diputado o senador de tú distrito? ¿Al alcalde, regidor, servidor público, líder social, al presidente de una cámara empresarial, al maestro o director de una institución educativa, a tus padres, al propietario de un medio de comunicación?Yo creo que todos hemos fallado, pero habemos muchos dispuestos a rectificar el rumbo y unos cuántos, empeñados en llevarnos por el mismo camino.¿Cómo actúas ante un hijo que te miente constantemente, que se mete en problemas y te los ocasiona a ti y a tú familia? ¿Qué haces cuando un empleado te roba, te engaña y se aprovecha de la buena fe que le has otorgado? ¿Qué postura tomas ante un proveedor de servicios que se aprovecha de tú inexperiencia o que te entrega un producto que no es de la calidad que te ofreció?En ninguno de los casos, puedes ser condescendiente, no puedes darle el beneficio de la duda porque lo volverá a hacer, además, no puedes pagar tú por los errores cometidos por otros. Tienes que ser fuerte, inflexible, por ningún motivo debes ignorar lo que sucede, te tomaran la medida, se apoderarán de la iniciativa y te encontrarás perdido.Para alguien que se comporta de esta manera, la única solución, es dejarlo solo, dejar que toque fondo, no puedes, como padre, resolverle todas sus incompetencias e irresponsabilidades a los hijos, tampoco lo puedes hacer con quienes se dicen autoridades, no podemos avalar lo que hacen, tienen que quedarse solos para que comprendan el daño que están haciendo. No puedes encargarle a un amigo irresponsable que cuide a tú hijo, a los funcionarios públicos no los puede supervisar, un consejo que ellos mismos eligieron. Cero tolerancia y consejos libres e independientes empezando por el cabildo. 


rsegura57@gmail.com