El mismo de la otra vez

Soy ciudadano

El término «ciudadano» es el nombre dado al ser humano que por haber nacido o residir en una ciudad, es miembro de la comunidad organizada que le reconoce la cualidad para ser titular de los derechos y deberes propios de la ciudadanía, quedando obligado, como ciudadano, a hacer que se cumplan.Por las mañanas temprano cuando voy en el carro, acostumbro escuchar un programa local de noticias en una estación de radio, lo escucho porque constantemente se presentan tanto autoridades estatales como municipales y al escucharlos verter sus opiniones sobre diversos asuntos de interés, puedo formarme un criterio de su actuación, sinceridad, honestidad, honorabilidad, dedicación y compromiso. En ocasiones me espanta y me aterra la seguridad, naturalidad y cinismo con el que la mayoría de nuestros funcionarios públicos hablan de lo bien que esta todo y de los grandes avances que estamos logrando en aspectos de obra pública, economía, transparencia y demás quehacer público, tanto así que me pongo a dudar si en realidad no seré yo quien esté viendo las cosas a través de un vidrio deformado en lugar de un cristal. Desafortunadamente para nuestros gobernantes cuando estas dudas me invaden, por lo general caigo en un bache, me topo con un poste de alumbrado caído, un semáforo descompuesto y de inmediato regreso a la realidad.Hay algo que inmediatamente delata a estos “funcionarios públicos”, su incapacidad para hablar de RENDICIÓN DE CUENTAS, si uno lo menciona, se ofenden, se molestan, hacen berrinche y comienzan a tartamudear, se meten zancadilla solos y terminan por “cantinflear”.En este punto, es dónde los ciudadanos, se diferencían de los habitantes o pobladores de la región, el ciudadano participa, propone, disiente, convoca, investiga, razona y actúa, está obligado a interceder para que las leyes y compromisos se cumplan.«El mejor regalo para la ciudad en este aniversario es el trabajo que se está realizando para mejorarla”. — MIGUEL RIQUELME, Alcalde de Torreón.Cuando pienso que estoy equivocado en mis apreciaciones en contra de las autoridades, prendo el radio y escucho, o leo alguna nota de los diarios locales en que el alcalde habla de conseguir recursos para la creación de dos (DOS no UNA) líneas de teleférico, una para transportar gente del Cerro de la Cruz al Cerro de las Noas (¿?), y la otra que sería turística del Cerro de las Noas a la Plaza Mayor. Y tú te preguntarás ¿qué tiene esto de malo? Que acaban de posponer el pago de 55 millones del adeudo que el municipio tiene con PASA, que el adeudo de SIMAS ya es superior a los 500 millones de pesos, que no han iniciado ninguna de las grandes obras que prometieron, que el HOSPITAL GENERAL sigue parado, que insisten en endosarnos otro fraude llamado Concesión del Alumbrado Público, que la TRANSPARENCIA es solo de palabras puesto que transparentan solo lo que quieren transparentar, en fin lo correcto y lo que nos corresponde hacer como ciudadanos, es insistir en que dejen de vernos como habitantes, que cumplan con sus deberes, que dejen de fantasear, a un habitante o poblador, le pueden tomar el pelo, pueden ofrecerle espejitos o prometer sin cumplir, a un ciudadano no.“El ayuntamiento de Torreón, prepara las licitaciones para el Paseo Colón…… Se invertirán los 40 millones etiquetados para esta obra del Impuesto Sobre Nóminas de 2012”. ¿Si se etiquetaron desde el 2012 porque no se ejercieron? “El ciudadano es aquel ser humano que no tolera que en su país el gobernante gobierne a sus espaldas”.  


rsegura57@gmail.com