El mismo de la otra vez

Vamos retomando el camino

No tengo el gusto de conocer al señor Agustín Arellano Saucedo, presidente del CLIP, pero desde ahorita le puedo asegurar que tiene todos mis respetos y cuenta con mi apoyo si en algo puedo servirle, me dio mucho gusto leer las declaraciones que hizo ante los medios referente a la opacidad que existe con respecto a los recursos que se han generado con el pago del Impuesto Sobre Nóminas (ISN).

Es muy importante para el despertar de nuestra sociedad que un líder empresarial, diga abiertamente; “No sabemos si el dinero existe o no, nos dicen que sí existe pero no lo sabemos”.

“La información no ha sido la adecuada, siguen rezagos de 2012, 2013 y 2014….a estas alturas, ya deberían de estar terminadas la mayoría de las obras de 2014”.

Yo le puedo asegurar, que el dinero no existe, pero es muy importante que el tema se trate abiertamente y se aclare que ese recurso fue a parar al pago de intereses de la megadeuda, y los rezagos van a continuar, por eso necesitamos presionar a nuestras autoridades municipales para que exijan, en conjunto con el empresariado, la entrega de esos recursos.

Dijo que en el Comité Técnico del ISN los empresarios NO son mayoría a pesar de que sus negocios son los que aportan este recurso”.

Esto para mí, es la clave de las declaraciones y en la debemos de poner toda nuestra atención y apoyar a este organismo para que las cosas, de aquí en adelante, se digan y se hagan tal y como debe ser, y no como nos lo imponen los SERVIDORES PUBLICOS.En el Senado y en los Congresos Federal y Estatal, ni siquiera existe una minoría que realmente nos represente, tampoco en el cabildo de los municipios.

El Consejo Técnico del ISN, el de SIMAS, el de Transparencia y cualquier otro que se les ocurra a los políticos, TODOS TIENEN MAYORÍA DE SERVIDORES PUBLICOS obedientes al Presidente de la República, al Gobernador del Estado o al Presidente Municipal, ESA Y NO OTRA es la causa principal por la cual nos encontramos en un agujero sin fondo y POR PRIMERA VEZ en nuestra región un líder empresarial lo menciona abiertamente, esto merece un reconocimiento para que muchos más se sumen a este tipo de posturas que sin duda nos beneficiaran a todos.

Qué bueno, que el señor Agustín Arellano, recalque el hecho de que; “son ocho obras las que se aprobaron en 2014 pero que su ejecución se ha atrasado (no se han iniciado).

El monto de las licitaciones asciende a 204 millones de pesos. Además, se tienen 70 millones de pesos no ejercidos de los años 2012 y 2013.

Necesitamos empresarios con convicción de servicio, con integridad y dispuestos a dar la cara con gallardía, queremos empresarios que no renuncien a su vocación emprendedora a cambio de una secretaría o la promesa de algún beneficio u obra pública, esta actitud es mucho más benéfica para nuestra Comarca. 


rsegura57@gmail.com