El mismo de la otra vez

Siempre pasa

Hoy debería de estar feliz, contento, con el ánimo muy en alto, pero no lo estoy, pudiera decirse que es un día en que todo sale mal, y no solo este día, varios días atrás y que el mundo está conspirando en mi contra, pero hace tiempo sé, que el mundo no conspira en contra de nadie, hoy sé, que cuando las cosas salen mal, es porque no se hicieron bien desde un principio o porque no se previeron todos los detalles, es imposible preverlos todos, me gustaría sufrir y lamentarme, quejarme de lo injusto que es la vida, pero eso ya no funciona en mí, quisiera saber porque si soy tan bueno y doy tanto, recibo tan poco, pero esto tampoco funciona porque sé que loimportante,  no tiene valor material, lo que recibo está muy por encima de un capricho pero en ocasiones, no logro verlo por las necesidades creadas que busca mi mente.He aprendido también, que todo lo que hay en la Tierra fabricado por el hombre, es pasajero, efímero y de poco valor, en cambio lo que hay dentro de mí, no tiene precio, es imposible hacer un avalúo de mi ser, soy un ser único, irrepetible, hecho a imagen y semejanza de Dios.¿Cuál es la razón tan poderosa que me impide ser feliz en este momento? ¿Las ridículas y cínicas declaraciones de los servidores públicos? ¿Las limitaciones económicas? ¿El no poder cumplir con obligaciones y compromisos económicos? Por supuesto que esto me molesta, me fastidia, me quita el sueño, me predispone y me provoca intransigencia. Las limitaciones económicas se solucionan con una buena planeación, si no puedo cumplir con mis compromisos es porque gasto más de lo que tengo, así de simple es.Estoy inconforme con lo que tengo, por lo tanto, no estoy conforme con lo que soy.Gracias a momentos como este en los que literalmente me encuentro perdido, he aprendido a responder, a buscar lo que realmente me fastidia y lo que me lleva a perder la fe. El problema es que no soy capaz de adaptarme a los tiempos, al instante, no acepto que todos en algún momento tenemos limitaciones, dudamos y necesitamos ayuda, algunos lo aceptan, se apoyan  y se preparan para pasarlo, otros nos negamos a aceptarlo,erróneamente pensamos que debemos ser infalibles, aceptar que tengo un límite, pega directo al ego de quien no se reconoce un ser perfectible. Es difícil reconocerlo, pero por momentos sigo pensando que no puedo fallar, por lo tanto me cuesta  reconocer mis desaciertos.Con el paso de los años, me he dado cuenta de que las cosas no siempre salen como uno las planea, en el camino que transitamos para conseguirlas, hay demasiados puntos oscuros que no dependen de nosotros y tenemos que estar preparados para enfrentar e iluminar la oscuridad que se presente, es fundamental que cultivemos la paciencia para el momento en que se presenten los imponderables, para mí, es fundamental creer en un ser superior que me ayude en los momentos en que la desesperanza y desilusión invaden mi ser.Sé, que esto también pasará, siempre pasa y siempre me deja una enseñanza, sé, que lo que hoy me abruma, mañana me mostrara el por qué y para que, hoy se cerraron algunas puertas pero en mi camino siempre encontrare infinidad de puertas abiertas y algunas cerradas esperando que las abra,  de mí dependerá abrirlas y entrar. 


rsegura57@gmail.com