El mismo de la otra vez

Políticos italianos

El día de hoy leí un artículo que me enviaron por correo, en el cual se daba la noticia de que el Papa Francisco había oficiado una misa para políticos italianos. Según la nota, los políticos tenían tiempo solicitando esta misa y por razones que no se explican, no se había realizado. Pero como todo en esta vida, no hay plazo que no se cumpla y al parecer los políticos italianos, nunca esperaron el sermón que el Papa Francisco les tenía preparado.
No me voy a ocupar en explicaciones de lo que el Papa dijo, pero centró su sermón en una característica de los políticos que al parecer los sigue desde los escribas y fariseos y mucho tiempo atrás, LA CORRUPCION. Es importante mencionar que LA CORRUPCIÓN está presente, en mayor o menor medida en los políticos de todo el mundo, se da en México, Italia, Bangladesh, USA, Argentina, Pakistán, Suecia o Brasil. Es triste reconocer que la corrupción es un mal incrustado en las sociedades de todas las épocas y que al parecer no hay ni existe un remedio en su contra, al parecer, es algo con lo que tenemos que aprender a convivir, por lo tanto es necesario que tomemos las medidas necesarias para que no nos tengan de rodillas.
Hay algunos factores que incrementan la posibilidad de que los políticos sean corruptos y por lo tanto tener un gobierno corrupto.
1.- La corrupción, es proporcional a la calidad de educación que existe en un país, si el nivel es bajo, la corrupción es alta. En México el nivel de educación es muy bajo y al parecer a las autoridades educativas eso no les importa porque la ignorancia les permite controlar a las masas y por consiguiente al país, lo indignante de esto, es que al parecer  la inmensa mayoría de los ciudadanos eligen una educación mediocre y no exigen mejores oportunidades de acceso a un nivel educativo de mayor calidad que incremente la posibilidad de un mejor nivel de vida.
2.- Otro factor importante para que la corrupción florezca y con ella los políticos corruptos, es la intensidad con la que los ciudadanos participan en el quehacer público y en la toma de decisiones en su municipio, estado o país. A menor participación, las posibilidades se incrementan exponencialmente, a mayor participación, la corrupción se reduce a su mínima expresión. Aquí también, el factor que inclina la balanza, es el ciudadano, eres tú, soy yo, y por desgracia nuestra apatía y conformismo supera a la corrupción, argumentamos mil excusas para no participar.
3.- Una sociedad dividida, desunida, enfrentada es caldo de cultivo para la corrupción, a mayor diferencia entre las clases sociales, mayor corrupción, a menor brecha entre las mismas clases, la posibilidad de corrupción disminuye y la posibilidad de trabajar unidos por el bien común aumenta.
Para todo aquel que sigue pensando que nuestros problemas son más grandes que nuestras posibilidades, aquí está una muestra de que no es así, tres acciones que a todos nos corresponde impulsar, EDUCACION, PARTICIPACION, TRABAJO BIEN REMUNERADO PARA TODOS. Cierto que los resultados no los veremos en el corto plazo, pero llevamos años esperando a que los políticos acaben con la corrupción y no hemos logrado nada, es tiempo de actuar, tiempo de poner nuestro destino en nuestras manos.


rsegura57@gmail.com