El mismo de la otra vez

Palabra de honor

Se acabó el mes de Enero y el alcalde Miguel Ángel Riquelme Solís, no presentó ninguna factura que compruebe que el dinero para comprar los electrodomésticos y el automóvil que rifaron “salió de su bolsa”. Frente a los medios de comunicación, él aseguró que lo haría, que no tenía nada que ocultar, él se comprometió y puso de por medio su “palabra de honor” ante un grupo de ciudadanos que de manera escrita y en persona, le solicitamos dicha información estando de testigo el tesorero municipal Enrique Mota Barragán.Solicitamos por escrito la misma información al ICAI, para que no se tenga duda en cuanto al concepto de transparencia que maneja esta administración, guiada desde el gobierno del estado. La respuesta del ICAI es de lo más absurda y se presenta por medio de un escrito que envía el municipio firmado por un Lic. José Ignacio Maynez Varela el cuál, ni siquiera se molestó en leer la petición que hicimos y el ICAI tampoco. Es una respuesta que no tiene nada que ver con la información que solicitamos; “de acuerdo a la Tesorería Municipal, a la fecha no se ha erogado recurso alguno por dicho concepto”. Esto pone en evidencia, para quien trabaja este organismo y demuestra que las facultades del ICAI llegan hasta dónde el gobernador quiere.En la reunión que tuvimos con el alcalde y a la cual asistió el tesorero el 7 de Enero, se les solicitó la información de la propuesta técnica de la licitación del alumbrado público, los dos, comprometieron su “palabra de honor” en el sentido de que nos la entregarían al día siguiente, es fecha de que ESA información no la han entregado. Por escrito, se hizo la misma petición al ICAI, ¿cuál fue la respuesta que dio el municipio por medio del ICAI? “La información está en resguardo en el Departamento de Alumbrado Municipal”. ¿?Es evidente que ni el tesorero ni el alcalde saben lo que es “comprometer su palabra”, no cumplen con lo que ofrecen PUBLICAMENTE, si en algo tan simple no pueden ser TRANSPARENTES, ¿cómo se justifica que les otorguemos nuestra confianza y les demos el beneficio de la duda? El ICAI, es un engrane más de la maquinaria llamada burocracia, es un agujero en el cual te pierdes y pierdes cualquier esperanza que pudieras tener, en cuanto a respaldo y apoyo para obtener respuestas VERIDICAS de parte de los servidores públicos. ¿El Consejo de Transparencia? Otro absurdo en las aspiraciones del alcalde para obtener la certificación ISO. Sr. Alcalde, Sr. Tesorero, ICAI, una vez más, no han cumplido con lo que ofrecen, no culpen a nadie por sus errores porque en estricto apego a la realidad, lo que ustedes hacen es ocultar la verdad al no tener los medios para justificar sus acciones. 


rsegura57@gmail.com