El mismo de la otra vez

Leones o corderos

El día de ayer, estaba viendo la última película de Robin Hood con Rosell Crow, ya la he visto en otras ocasiones, pero solo en partes, y no le había puesto atención a la leyenda que tiene el mango de la espada que le regala su Papá adoptivo, por cierto tuve que salir a recoger a mi sobrina al momento del final, me lo perdí. Pero volviendo a la espada, la leyenda dice: “Levántate una y otra vez, hasta que los corderos se conviertan en leones”.En lo personal, me he levantado una y otra vez, de la muerte de mi Papá en momentos en que más lo necesitaba, de decepciones amorosas en mi juventud, de negocios fallidos, errores cometidos, la muerte de dos de mis hermanos, uno por enfermedad, y el otro por los tiempos violentos que vivimos en la actualidad, fracasos deportivos, desilusión de uno mismo y algunas otras caídas que por el momento no recuerdo, y no es que este presumiendo, cada uno de nosotros tenemos nuestras propias caídas y nos hemos levantado para seguir luchando, pero en este momento me voy a referir a la caída que representa el ver que las autoridades y los políticos no tienen las agallas para gobernar a un país grandioso como lo es México.Aquí, es donde encuentra acomodo esta leyenda: “Levántate una y otra vez, hasta que los corderos se conviertan en leones”. No comprendo porque son tan ciegos, no entiendo porque siguen presionando para que los corderos nos convirtamos en leones, la sociedad esta cansada de tanto fraude, de promesas incumplidas, de partidos que no se ponen de acuerdo, de políticos que juegan con México sin importarles hacia donde nos dirigen.“Levántate una y otra vez, hasta que los corderos se conviertan en leones”. Nosotros, los ciudadanos comunes somos la gran mayoría, hemos aguantado mucho, esperando que por fin los partidos políticos se pongan de acuerdo y entiendan que ninguno de ellos es mejor, que la única forma de gobernar, es poniéndose de acuerdo, y eliminando  los privilegios de la clase política, que con sus acciones, lo único que han obtenido es volverse soberbios, corruptos e indignos de servir al pueblo.Los corderos, estamos a punto de convertirnos en leones, es una lástima que pudiendo corregir el rumbo de manera civilizada, la inoperancia de la clase política nos esté orillando a la violencia, no somos sus juguetes ni somos imbéciles, estamos hartos de sus declaraciones sin sentido, de sus apariciones en los medios para darnos atole con el dedo, ¿han visto como reacciona un león que se siente acorralado? En lo personal, no me gustaría llegar a esas instancias de tener que reaccionar con la mente nublada por la desolación del panorama que se nos presenta, pero tampoco estoy dispuesto a que me sigan pateando y humillando, como sociedad, tenemos que estar unidos, apoyarnos unos a otros, mi esposa y yo hemos trabajado por más de 40 años, en cualquier país de primer mundo, sería suficiente para garantizar nuestra vejez, aquí no. Tenemos que dejar un México mejor para las generaciones que vienen. “Levántate una y otra vez, hasta que los corderos se conviertan en leones”. 


rsegura57@gmail.com