El mismo de la otra vez

Jornada por la transparencia

Cuando las personas no tienen la capacidad, la calidad moral ni credibilidad en sus palabras, su única salida es difamar, engañar, mentir y abusar de sus puestos y de los recursos de los ciudadanos para dividir a la opinión pública. Es verdaderamente frustrante, la actitud del alcalde Miguel Ángel Riquelme Solís, de ignorar los esfuerzos de apoyo que varias organizaciones activas de la sociedad pueden aportar a su administración, sobre todo cuando en la ciudad de Saltillo y con presencia del Gobernador Rubén Moreira Valdez, se realizan LAS JORNADAS POR LA TRANSPARENCIA.
En la inauguración de dichas jornadas, el director de la facultad de jurisprudencia de la UAC, Luis Efrén Ríos Vega, mencionó lo siguiente: “A sí mismo, Ríos Vega, argumentó que cómo ocurría hace más de 10 años, todavía hay funcionarios que buscan ocultar la información en vez de darla a conocer. Por ello, insistió en un cambio de paradigma”…..“De cualquier manera, precisó que es fundamental contar con una agenda en materia de transparencia que sea asimilada y aplicada por todos los niveles de gobierno, organización, asociaciones y a nivel civil”.
Así mismo, en la ciudad de México, el presidente Enrique Peña Nieto, en la promulgación de la Reforma Constitucional en Materia de Transparencia, sentenciaba: “La población tiene derecho a saber cómo y en qué se gastan los recursos de los mexicanos; cómo deciden las autoridades y cuáles son sus resultados”……… “Hoy, México da un nuevo paso para hacer realidad este derecho humano, con la creación del nuevo órgano garante de la transparencia y el acceso a la información pública”.
Mientras el gobernador del estado y el presidente de la República, hablan de la necesidad impostergable de la TRANSPARENCIA en todos los niveles de gobierno y de la vida pública, aquí en Torreón, las autoridades se empeñan en ocultar y encubrir los malos manejos en TODOS los ámbitos de la pasada administración y no solamente eso, ante la evidente incapacidad de responder con hechos, a los señalamientos justos y contundentes que diferentes grupos y organizaciones hacen sobre corrupción y abuso de autoridad, las autoridades optan por tratar de desprestigiar, confundir y dividir, mediante mentiras, engaños, verdades a medias y declaraciones tendenciosas a una ciudadanía necesitada de pruebas fehacientes de la honorabilidad de sus servidores públicos.
En estos días el sr. Miguel Ángel Riquelme Solís, ha cuestionado la calidad moral de Participación Ciudadana 29. ¿Sería correcto preguntarnos qué calidad moral puede tener un funcionario que perteneció a la administración más corrupta de la historia de nuestro estado y que a todas luces va contra corriente en cuestión de TRANSPARENCIA?
Le toca por elección, ser el responsable del rumbo que tome esta administración, espero con sinceridad y por el bien de la ciudad que reflexione y sepa estar a la altura de su responsabilidad.


rsegura57@gmail.com