El mismo de la otra vez

Inténtalo

“Mi vida ha cambiado tremendamente en 10 años, era una persona apabullada por los sentimientos de culpa, inseguro y desconfiado, perseguido por un pasado plagado de errores y malas decisiones, atormentado por mi incapacidad de aceptarme tal cual soy, imposibilitado para comprender que en mis defectos se encuentra la posibilidad de trascender”. 


El día de hoy asistí al ITESM Campus Laguna para presentar una plática sobre la importancia y relevancia que en estos momentos tiene la participación ciudadana, ni en mis más alocados sueños habría podido imaginar, que en algún momento podría yo subirme a una palestra y presentar un tema ante un auditorio, sobre todo porque lo he hecho para niños de primaria, de secundaria, preparatoria y profesional, también para jóvenes que se presentan a prematrimoniales y a matrimonios que renuevan sus votos. Los temas son muy variados pero en general he aprendido mucho de estas experiencias.Esto lo platico, porque hace algunos días leí una frase que me gusto y que me ha permitido comprender el por qué en algunos momentos cruciales de mi vida, he tomado el camino equivocado o he permanecido inmóvil cuando tenía que haberme movido, dice lo siguiente; “Se pierde más al no intentarlo, que fracasar al intentarlo”. Fue hace siete años que un grupo de personas nos invitaron a mi esposa y a mí a participar en un evento en que tendríamos que platicar algunas de nuestras experiencias como matrimonio, en ese tiempo, yo estaba decidido a cambiar aspectos de mi vida que me habían ocasionado problemas, además, hacer esos cambios era necesario para seguir adelante con mi vida familiar. Decidí, junto con mi esposa, intentarlo.Desde entonces, he obtenido muchas satisfacciones, pero más que satisfacciones, he encontrado amistades, he tenido la oportunidad de conocer a gente a quien en algún momento critique y sobre todo, me ha permitido conocerme y aceptarme. “Cuantas veces puede un ser humano, volver su cabeza y fingir que a su alrededor no pasa nada”. Cuanto tiempo necesitaspara dedicarle el tiempo que tus hijos necesitan, para ver la necesidad de tu prójimo, para comprender que los recursos naturales no son inagotables, para cumplir contus obligaciones, para realizar algún tipo de labor social, para compartir los dones que has recibido con quien los acepte, para darle a tu esposa y tus hijos el amor que necesitan. El tiempo de “fingir” que a mi lado no pasa nada y que todo está en orden, quedaron atrás, es demasiado obvio que a mi lado hay muchas cosas, sucediendo a diario, que merecen mi atención y que por el hecho de negarlas, no se van a resolver.Es el momento de intentar, de no prestarle atención al fracaso, en alguna ocasión, cuando Tomas Alba Edison trabajaba en la invención del foco, alguien le pregunto si no se cansaba de tanto fracasar, Edison le contesto; “no he fracasado, solo he encontrado mil maneras de cómono hacerlo”. Si somos honestos, yo creo que todos hemos encontrado mil maneras de no hacer las cosas, y eso, no representa un fracaso, porque al final seguimos adelante, el fracaso se obtiene cuando te das por vencido, y una cualidad indiscutible del ser humano, es que se crece ante la adversidad. “Para obtener cosas maravillosas, hay que hacer cosas maravillosas”.


rsegura57@gmail.com