El mismo de la otra vez

Ikigai

Durante algún tiempo de mi vida, hubo momentos en que no encontraba alguna razón para levantarme por la mañana, nada de lo que hacía tenía sentido alguno, no encontraba lo que en la cultura de Okinawa, en Japón se denomina un Ikigai, que no es otra cosa que “tener una razón para vivir”.Actualmente, he encontrado mi Ikigai, tengo una razón clara que me motiva para desear levantarme cada mañana, para dejar la comodidad de mi cama y comenzar un nuevo día con ilusión, con ganas, esperanza y seguridad, es algo que me llena de satisfacción y le da sentido a mi vida, es muy similar a lo que siente uno cuando es niño y estás esperando la venida de Santa Claus, te acuestas con ganas de levantarte ya. Lo mismo sucede cuando es uno jovencito y sabes que al día siguiente sales de vacaciones no pegas el ojo en toda la noche esperando el momento de partir.Lo maravilloso del Ikigai, es que si por el momento no tienes uno, siempre tendrás la posibilidad de buscarlo, es cuestión de estar atento y seguramente encontrarás, en tú día a día, infinidad de motivos para que tu existencia tenga sentido y vivirla te proporcione armonía, paz, sensatez, alegría pero sobre todo, las ganas de compartir tú Ikigai con Tú familia, amigos y en general con quien tengas la oportunidad de convivir.Estoy arrancando la escritura de un nuevo libro, durante varios años, y muy posiblemente durante la mayor parte de mi vida, he estado cocinando este libro, inclusive me da la sensación de que ha  sido inconscientemente, de que la mayor parte de los problemas que se presentaron en mi vida, me fueron llevando a este punto el cual estoy disfrutando enormemente a pesar de las dificultades que se presentan, estoy aprendiendo a sortearlas sin que me ocasionen angustia y desesperanza.La escritura del libro en sí, no representa mi Ikigai, es algo más profundo, y esto para alguien a quien no le gusta  profundizar, acostumbrado a vivir en la superficialidad de la vida, tiene mucho valor, este libro representa la posibilidad de navegar en mi interior, de buscar respuestas a infinidad de preguntas sin contestar, con las que he aprendido a convivir, es la posibilidad de hacer realidad sueños que he venido aplazando desde mi infancia.Aunque los últimos años de mi vida he pasado gran tiempo de ellos escribiendo, siempre dude de si tendría o no la capacidad para escribir una novela de verdad, hasta hace algunos meses lo que escribía eran editoriales cortos, con la recopilación de algunos de ellos edite un libro al que no he podido dedicarle el tiempo que me habría gustado para su promoción, tengo cuatro cuentos cortos esperando el momento adecuado para darlos a conocer, eso es todo.Hice varios intentos de escribir una historia, una novela, pero nunca pase de una hoja, hoy mi libro tiene mucho sentido,si alguien me pregunta el día de hoy ¿Quién eres? Yo respondería “soy aquel que desea despertar cada mañana porque encontró la razón para existir”.He procurado poner atención a todo lo que sucede a mí alrededor, eso me ha permitido ser más sensible, descubrir sensaciones que tenía arrumbadas, ser consciente de que por momentos la vida nos presenta obstáculos, pero con ellos, cientos y miles de posibilidades más de encontrar una y más razones para vivir. 


rsegura57@gmail.com