El mismo de la otra vez

Gas lutitas

Según nuestras autoridades, como lo dijo hace algunos años José López Portillo, los coahuilenses debemos de “aprender a administrar la riqueza”, en aquel tiempo era la del petróleo, ahora es la del Gas de Lutitaso Gas Shale, pero al igual que en aquel tiempo, ¿cómo podemos confiar en autoridades completamente incompetentes urgidas de recabar recursos de dónde sea y al costo que sea con tal de cubrir las pésimas administraciones y proteger a hermanos y amigos que se han beneficiado económicamente a costa de los recursos del pueblo?Analicemos un poco y sin entrar en mucho detalle el problema de la sobreexplotación del agua en la región, mucho se habla de la culpabilidad que tienen los agricultores, lecheros y ganaderos, pero nadie menciona que más de la mitad del agua que extrae SIMAS se pierde por fugas en las redes de distribución y que la solución para el desabasto, no está en perforar más pozos sino en reparar las redes y darle el mantenimiento preventivo y correctivo a los pozos ya existentes. Volviendo a los agricultores, ganaderos y lecheros, su propósito y su vocación es producir para generar empleos y recursos y uno de sus principales insumos es el agua, es lógico que busquen el modo de obtenerla. ¿Quién es el encargado de regular el uso eficiente del agua? El gobierno por medio de los diferentes Consejos, Secretarías y Dependencias es el encargado de cuidar y preservar la buena administración de los recursos naturales. ¿Qué sucede cuando una administración, por la mala actuación de sus gobernantes está necesitada de recursos para ocultar malos manejos? Otorgan permisos que no debían otorgar, primero para obtener recursos y segundo para por medio de estos permisos y concesiones controlar al empresario.¿Qué sucede en el Valle de Cuatro Ciénegas? Lo mismo, es por demás obvio que los encargados de administrar los recursos naturales, por intereses propios, están permitiendo algo a todas luces ilegal, están terminando con un ecosistema único y eso no les importa. Yo soy de la opinión que en su gran mayoría los empresarios son conscientes, pero indiscutiblemente siempre hay gente dispuesta a sacar provecho de las debilidades, ineficiencias y ambición de poder de una clase gobernante sobrepasada por su propia inoperancia.¿Qué va a pasar cuando lleguen los grandes inversionistas al estado para extraer el “dichoso” gas Shale? Van a encontrar a un estado quebrado económicamente hablando, abrumado por una mega-deuda de 36,000 millones de pesos, obras inconclusas por todo el estado y una cantidad incontable de promesas y compromisos que no pueden cumplir, gobernantes acostumbrados a enriquecerse ilícitamente y que durante seis años han tenido las manos atadas.Va a suceder algo muy similar a lo que sucedió con la “licitación” del alumbrado público, debido a la gran necesidad, todas las ventajas van a estar a favor de los inversionistas, los cuales van a poner sus condiciones a sabiendas que en Coahuila hay un Congreso completamente subordinado al gobernador y por lo tanto estarán listos y dispuestos a autorizar lo que se les ordene a sabiendas que recibirán su tajada del pastel.¿Qué clase de estado se ve en la necesidad de crear una ley de desaparecidos?¿En dónde se obliga a los patrones a pagar por empleados desaparecidos? En uno en dónde no impera la ley, en uno que no es capaz de brindar seguridad a sus habitantes, en un estado en estas condiciones nadie quiere invertir, a menos que obtenga más beneficios que los inconvenientes que va a enfrentar. ¡AGUAS! 


rsegura57@gmail.com