El mismo de la otra vez

Felicidad

¿Te has fijado lo desgastante que es buscar la felicidad? Yo sé que una parte muy importante del tiempo que tenemos de vida, lo dedicamos a buscar la felicidad, una felicidad aparentemente muy esquiva, una felicidad que comúnmente confundimos con satisfacción. La realidad es que pocos comprendemos lo que es la felicidad, sobre todo en estos tiempos en que grandes compañías editoriales, consorcios hoteleros, empresas dedicadas a la salud, dietas y el cuidado del cuerpo, los fabricantes de automóviles y los creadores de modas, nos quieren meter la idea de que al contar con alguno de sus productos, podremos ser felices, lo cierto es que “la felicidad no es lo que los demás dicen, la felicidad, es lo que a ti te hace sentir bien”.Puedo decir tonterías, pero prefiero decirlas a quedarme en silencio aún a sabiendas que en ocasiones es preferible quedarse callado. Tener el “coche” que siempre he deseado, (Porsche 911 Carrera) seguramente me proporcionara satisfacción y mi ego se mantendría por unos días conforme, pero difícilmente me haría feliz, tener el coche en mis manos, no me proporcionaría paz, sobre todo si sacrifique otras cosas por darme el gusto de “poseer” el auto de mis sueños.La felicidad, siempre está dentro de mí, no en mi exterior, por lo tanto no depende de lo que tengo sino de quien soy. Soy el único capaz de proveerme la felicidad que busco, en mi está ser feliz, independientemente si ando en Porsche o en  bocho, al final, los dos provienen del mismo lugar, puedo ir al mejor SPA del mundo o a un pequeño hotelito en Parras o Cuatro Ciénegas y ser feliz en cualquiera de los dos. He descubierto que la felicidad se encuentra en cosas muy sencillas, más que cosas, en momentos nada rebuscados, situaciones que uno no busca sino que simplemente se presentan, reacciones a momentos que  tocan fibras sensibles de nuestro ser, por eso ni siquiera es necesario buscarla, está a nuestro alcance en todo momento, está en nuestro interior solo hay que estar atento a los estímulos que la disparan.Todos de alguna manera buscamos la felicidad aunque es muy difícil estar de acuerdo en que es y cómo conseguirla, esto se debe a que cada uno de nosotros, de acuerdo a experiencias y a ideas preconcebidas tenemos una imagen diferente de la felicidad. La felicidad, no se da por obra de magia ni es cuestión de suerte, esta se va edificando por pequeñas obras y detallas que se van conjuntando todos los días. Es más fácil vivir feliz cuando tienes alguien a quien amar, cuando puedes compartir lo que eres y los dones que recibiste, cuando tienes algo que hacer y cuando sabes que eso que haces es importante.“Feliz no es aquel que hace lo que quiere sino aquel que quiere lo que hace”, si en este momento no eres feliz o piensas que hasta el día de hoy, no has logrado la felicidad deseada, en algún momento te encontrarás a ti mismo y ese, puede ser el momento más feliz o el más triste, dependiendo de tus acciones, por eso la necesidad de buscar siempre el bien común.La felicidad consiste en disfrutar lo que tengo y ser consciente de que algunas cosas nunca las podré tener, simplemente porque no las necesito para ser feliz. Cabe también la posibilidad de que todo esto no tenga ningún sentido y que este escrito corrobore lo que en algún momento dijo Sigmund Freud acerca de la felicidad; “Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo”. 


rsegura57@gmail.com