El mismo de la otra vez

Desconocimiento de funciones

Como ya lo he comentado, en este último mes y medio he tenido contacto con políticos, empresarios y organizaciones tratando de hacer conciencia de la realidad que estamos viviendo en la cual, por parte de la clase política se habla mucho, se promete más y se cumple prácticamente nada. Por parte de organizaciones y empresarios se sigue teniendo una actitud de crítica en lo oscurito pero pasiva al momento de actuar, las autoridades siguen IMPONIENDO sus caprichos sin contar con bases sólidas y con las cuales habremos de sufrir en un futuro cercano y en contra parte, los ciudadanos seguimos esperando al “líder” que nos encamine a resolver nuestros complejos sin tomar en cuenta que dentro de cada uno de nosotros se encuentra ese “líder” que tanto buscamos.En una de estas citas, con el diputado local del PVM, asistí a su oficina, me recibieron muy amablemente y una asistente me acompañó a la oficina dónde ya me esperaba el diputado, antes de entrar, la señorita me pidió que dejara mi teléfono celular en una repisa que había a un lado de la puerta antes de entrar, la petición fue muy desagradable y por supuesto me negué a hacerlo, le dije que con gusto lo apagaba pero por ningún motivo lo iba a dejar. El argumento que me dio el diputado, fue que lo hacía porque su tiempo era muy valioso y luego se perdía mucho tiempo por estar recibiendo llamadas.Mi intención de platicar con él, era la de saber porque había votado a favor del proceso de licitación y asignación del alumbrado público y de pasada ver si conocía la existencia del Fideicomiso Maestro de la mega-deuda. En el primer punto, el de la licitación, le comenté que hacía una semana por vía telefónica él me comentó que desconocía el proceso porque no era de su competencia (¿?), y a la siguiente semana con menos de un día para conocer el proceso, él había votado a favor algo que obviamente desconocía. Le pregunte si conocía la existencia del escrito que FOMEC envió al Congreso del Estado con argumentos en contra de dicha concesión, y respondió que sí tenía conocimiento del escrito pero no lo había leído. Comentó que regresando a Torreón fue con el Tesorero para consultarle sobre este asunto y que la explicación del tesorero le satisfizo. Yo le preguntó a la ciudadanía en general, ¿a quién representan los diputados, a los ciudadanos o a los funcionarios públicos? Según y cómo yo lo entiendo, los diputados son servidores públicos por lo tanto cada uno de los diputados debieron de acercarse con los votantes y escuchar las opiniones de los mismos, si FOMEC se inconformó mediante un escrito enviado al Congreso del Estado, nuestros diputados debieron acercarse a ellos y escuchar sus argumentos antes de autorizar, lo mismo debieron hacer los regidores, pero desafortunadamente desconocen cuáles son sus funciones.Sobre el segundo punto, el de la mega-deuda, aseguró desconocer la existencia de un Fideicomiso Maestro con el cuál se comprometen los ingresos del ISN y del FAFEF, yo no entiendo cómo algo tan importante puede pasarles inadvertido, pero vamos a darle el “beneficio de la duda” y que realmente desconociera la existencia del mismo, ahora ya lo sabe y su deber y obligación como la de todo el Congreso, es conocer a fondo las repercusiones de este Fideicomiso en el diario vivir de los coahuilenses, sobre todo cuando nuevamente en USA se vuelve a tomar el tema de lavado de dinero de empresarios y políticos ligados a Humberto Moreira. 



rsegura57@gmail.com