El mismo de la otra vez

Derrotado

Buenos días, hoy nos despertamos con la noticia de que en el estado triunfo la apatía nuevamente, lo cual, me parece una burla a la inteligencia de los que aún tenemos la capacidad para pensar. La realidad es que somos un estado derrotado, en todos los aspectos nos domina el derrotismo, somos incapaces de pelear con honor ante un reducidísimo grupo de políticos ineficientes, ladrones y corruptos que han maniatado por décadas nuestra voluntad.Los otrora partidos de oposición, llegan a las elecciones derrotados porque hace tiempo dejaron de ser oposición, tomaron el poder y se envilecieron de igual forma que lo hizo el partido a quien tanto critican a tal grado, de no encontrar diferencias entre uno y otro. Están acostumbrándose a transitar derrotados y esgrimir una serie de excusas para tratar de validarse ante la sociedad. Vemos candidatos que se mueven como pez en el agua andando de un partido para el otro sin ética y sin remordimiento alguno, “tomar el poder por el poder mismo”, “el fin justifica los medios”, la derrota sin luchar es su bandera y cuando estés derrotado, cámbiate de partido,  serás bien recibido siempre y cuando te alinees a los caprichos del mandamás en turno. Por supuesto hay excepciones.Organizaciones Civiles y Cámaras Empresariales que hablan de unidad y promueven la separación, que enarbolan la bandera del bien común y no logran unificar criterios, que piden apoyo pero no se comprometen con el fin que persiguen, que se derrotan antes de iniciar la contienda, eligen ser sumisos antes que defender sus posturas, Cámaras y organismos que contando con información privilegiada, derrotados eligen ocultarla antes que hacerla pública, la derrota es su burbuja de confort. Algunos justifican su tibieza en el temor fundado a recibir represalias, pero ¿es mejor derrotarte sin pelear? Somos una sociedad civil derrotada e individualista acostumbrada a caminar con el sello de víctima en la nuca porque no somos capaces ni de levantar la cabeza y mirar de frente, el peso de la derrota es tan evidente como nuestra inclinación a no participar, a permitir que unos cuantos inconscientes barbajanes elijan nuestro destino sin importar que las decisiones que toman las autoridades nos hunden y perjudican cada día más.Que tan grande es el cinismo y la certeza del dominio que tienen sobre nosotros, que un partido postula a dos inconscientes que legalizaron la mega deuda, personajes sin cultura, sin educación, sin valores, y de qué tamaño es nuestra derrota y la nula capacidad de respuesta, que con sus antecedentes vuelven a tener un puesto en el Congreso al cual deshonraron. Un estado derrotado, jamás saldrá adelante, si individualmente pensamos en la derrota, como sociedad siempre viviremos derrotados, si como sociedad, nos vemos derrotados, nuestros líderes no encontrarán razones para pelear por nosotros, nuestras autoridades están creando generaciones de gente DERROTADA, hemos perdido el espíritu de lucha, si no comenzamos a luchar, conscientes de que luchar tiene consecuencias que en principio pueden ser desagradables pero que a la larga nos beneficiaran, nadie querrá invertir en una ciudad, en un estado cuya característica primordial es la derrota, no la falta de agua.Somos mucha gente, empresarios, industriales, maestros, profesionistas y amas de casa, conscientes de que necesitamos servicios públicos eficientes y de calidad, sabemos que la concesión del alumbrado público NO ES LA MEJOR OPCIÓN, yo les propongo a los empresarios, industriales, maestros, profesionistas, estudiantes que en este momento nos sentimos indignados, pongamos un alto a este costosísimo capricho de las autoridades y reto a las autoridades a que demuestren contra que compararon para determinar “la mejor opción”. 



rsegura57@gmail.com