El mismo de la otra vez

Convenio Club Santos

El cinismo y la desfachatez de los funcionarios públicos de la actual administración, es absurda, incomprensible y ridícula, no respetan los compromisos hechos de palabra y tampoco los que realizan por medio de contratos, no les importa el desprestigio ni la falta de credibilidad que esto les ocasiona, y que de pasada nos llevan a todos entre las patas, porque se supone que ellos son nuestros representantes. No les importa hacer compromisos y firmar contratos que de antemano saben que no cumplirán, porque ellos son la “autoridad”, ellos tienen el “poder”.El día de hoy, en un medio de comunicación se da a conocer la siguiente noticia: “La tesorería de Torreón pagará en la medida de sus posibilidades el convenio millonario que firmó el año pasado con el Club Santos Laguna…..El tesorero Enrique Mota, dijo que no se ha podido cubrir a la fecha la correspondiente al 2014. De acuerdo con el funcionario, no se tiene la certeza de que el municipio podrá cubrir en forma anual la totalidad de las partidas acordadas”. En pocas palabras, NO TIENEN DINERO PARA PAGAR.Considero que en este caso, se aplica perfectamente la canción de Daniela Romo que dice: “Dime porque, me dices solamente mentiras. Dime porque, no dices nunca la verdad”. Tristemente, nos hemos acostumbrado a que no cumplan con lo que ofrecen, en lugar de indignarnos y exigir que respeten los acuerdos y contratos, nos reímos y nos gana la indiferencia y la apatía, en lo personal, nunca estuve de acuerdo con ese contrato de apoyo, pero finalmente se hizo, es un contrato firmado, el Club Santos debería exigir que se cumpliera, contaban con eso para la estructuración y los planes del equipo, ya me imagino si el contrato lo hubiera firmado una empresa privada, ya estarían demandando, pero el gobierno en nuestro país, es intocable, los funcionarios públicos gozan de total impunidad. ¿Seremos capaces de enfrentar y sacudirnos el peso y la carga que representa sostener a estos personajes en sus puestos, caracterizados por la ineficiencia, ineficacia, corrupción e impunidad? Durante meses escuchamos y leímos de lo maravillosa que es la nueva ley de transparencia del estado, vanguardista ante todo, se cansaron de repetirnos que el mundo entero querría copiarla, hoy, al presentar los funcionarios públicos su declaración patrimonial que esta nueva y vanguardista ley obliga, nos damos cuenta de que es otra tomada de pelo y la famosa ley, lo único que nos indica, es que van a seguir abusando de nosotros a menos de que tomemos nuestro papel de ciudadanos y participemos activamente en el quehacer político de la región y del país.¿Qué peso puede tener la declaración patrimonial del alcalde si no ha sido capaz de mostrar las facturas de los artículos que rifó? 


rsegura57@gmail.com