El mismo de la otra vez

Construye molinos de viento

Entre los obsequios que recibió mi esposa en esta Navidad, se encontraba un calendario de esos con fotografías de paisajes espectaculares, que nos permiten ver la grandeza del planeta en el que vivimos y por consiguiente, la grandeza de nuestro creador. Resulta que por alguna razón, se había quedado en su carro y apenas el viernes lo bajo, al verlo, no pude aguantar la tentación de observar las imágenes así que lo abrí, en este caso, algunas de las frases que trae el calendario, resultaron más atractivas que las fotografías, lo cual me recordó, que el ser humano es capaz de crear cosas maravillosas si se lo propone.Proverbio chino: “Cuando los vientos de cambio soplan, algunas gentes construyen muros y otros construyen molinos de viento”. ¿Por qué les es tan difícil a las autoridades entender, comprender y hacer consciencia de que “los vientos de cambio están soplando” y que lo que menos necesitamos es que construyan muros? Mientras la sociedad civil y la ciudadanía buscamos y proponemos la construcción de “molinos de viento” que produzcan bienestar, las autoridades se empecinan en construir muros. Muros en torno a ellos mismos, no aceptan ayuda, los señalamientos los toman como ofensas y ataques, en lugar de derribar los muros, cada día los construyen más altos, cada vez están más solos así, es imposible que escuchen y vean las necesidades reales del ciudadano. Mientras se empeñan en fincar el futuro en supuestos programas sociales, se olvidan de algo tan esencial como la EDUCACION, gastan y gastan cantidades estratosféricas en promocionarse e imponer una imagen distorsionada de la realidad, en lugar de destinar esas sumas millonarias a infraestructura que tanta falta hace. Pero el peor de los muros que construyen en torno a ellos mismos, es el de la impunidad.Construyen muros para dividir y enfrentar a la ciudadanía porque saben que divididos somos dóciles y fáciles de arrear, sin tomar en cuenta que el enfrentamiento tarde o temprano nos conduce a la violencia, promueven el abismo que hay entre las diferentes clases sociales provocando que  sean muchos los que menos tienen porque así, los manejan con espejitos en lugar de proponer y promover acciones de las cuales la inmensa mayoría nos beneficiemos.Muchos de estos servidores públicospiensan que su trabajo, su responsabilidad, es como una montaña a la cual tienen que conquistar, es tan importante verse en la cima, que olvidan que a quien hay que conquistar primero, es a uno mismo. Lamentablemente nosotros, no hemos comprendido que quienes quieren fijar nuestro rumbo y destino, son personas que se esconden tras un muro de incapacidad e incompetencia cuya experiencia se basa en obediencia y sumisión. 


rsegura57@gmail.com