El mismo de la otra vez

Benditos consejos

Estos últimos días, hemos estado investigando acerca de las funciones que en teoría debería de realizar el “Consejo Ciudadano para la Transparencia de las Finanzas y Políticas Públicas del Municipio”, un consejo con un nombre tan extenso debería de tener alguna función que ayudara a transparentar las acciones que emprenden los encargados de administrar nuestra ciudad, pero desgraciadamente, no es así.Las pocas reuniones que han tenido, son para ver las cuentas públicas, duplican la función del cabildo, es un consejo no autónomo para revisar al consejo mayor, manipulado por una mayoría obediente al alcalde, revisan lo que el tesorero les entrega sin poner atención a las irregularidades que algunos miembros del cabildo ya señalaron. Los consejeros que en verdad son independientes, tienen demasiadas ocupaciones para ponerle atención a asuntos de una opacidad vergonzosa.En el mes de diciembre, el Alcalde realizó una rifa que no cuenta con permiso de SEGOB, rifó un automóvil que no existe además de electrodomésticos, hasta la fecha, no ha podido mostrar las facturas que amparen su compra, esto es fraude. Al parecer, para el consejo de transparencia este hecho no tiene ninguna importancia. Solicitamos la información por medio del ICAI, la respuesta que dio el municipio es la siguiente: “En consecuencia, la materia de su solicitud no concierne a información generada por el C. Presidente Municipal en el desempeño de su cargo, razón por lo cual, se omite la respuesta especifica o concreta por usted solicitada”. ¿No me queda claro si el ciudadano Riquelme, no estaba desempeñando su cargo de Presidente Municipal al rendir su primer informe de gobierno ante 2,500 promotoras sociales y realizar, en el mismo acto una rifa sin contar con el permiso de SEGOB y la inexistencia del premio principal? Yo me pregunto, para que formar parte del consejo de transparencia si no tiene ninguna facultad para emprender acciones legales en contra de quienes infrinjan la ley, ni siquiera tiene facultades para iniciar investigaciones o solicitar documentación, en caso de requerirla, lo tienen que hacer como cualquier ciudadano, por medio del ICAI, y hasta el momento, lo que sabemos del ICAI, sin que nos conste, es un instrumento en el cual, sus consejeros están atados de manos.A mí me queda claro, que el gobierno crea institutos y consejos, para que nos perdamos en la burocracia, en los trámites que nos exigen y para que desistamos en nuestro empeño de obligarlos a transparentar sus acciones, tristemente, nosotros los ayudamos al participar en estos entes que carecen de pies, cabeza, autonomía y representatividad de los intereses de la ciudadanía.  


rsegura57@gmail.com