El mismo de la otra vez

Auditoría a Simas

Por fin, se dieron a conocer los resultados de la auditoría contable y financiera que ordenara en Noviembre de 2010, el Consejo de SIMAS al ejercicio fiscal de 2011, por fin se vislumbra lo que Participación Ciudadana 29 Laguna ha estado señalando con insistencia, y que la anterior administración trato de ocultar a toda costa, los malos manejos de la empresa son una realidad y por supuesto, hay responsables a quienes se les debe llamar a rendir cuentas.
El encargado de leer un informe muy limitado en cuanto a información, fue el Sr. Félix Pérez en dónde se insistía en un “desorden Contable” y se escuchaban frases como; “diferencias en controles internos”, “desorden en partidas en tránsito”, “cheques expedidos en 2010, que a 2011 no han sido cobrados”, “desorden en inventarios de almacenes generales y de papelería”, desorden en activos físicos y auxiliares contables”, “se encontraron muchas ineficiencias contables”, “tenemos un rompecabezas y lo primero que hay que hacer es armarlo”. El contador responsable de la auditoria, Sr. Luis Javier Alfaro García se concretó a responder una y otra vez, respaldando lo que ya había dicho el Sr. Félix Pérez que lo que encontraron fue “un completo desorden contable”. Con este resultado, ahora más que nunca, es obligatorio realizar la auditoría integral a los cuatro años, ya que es la única manera de “armar el rompecabezas”.
Después de conocer el resultado de dicha auditoría surgen varias preguntas, todas muy inquietantes y que evidencian que el “desorden” no sólo se fraguó dentro de SIMAS. ¿Por qué la ASE (Auditoría Superior del Estado) encargada de auditar a dicha empresa para garantizar su buen manejo no observó el “desorden contable”? ¿Por qué el auditor externo tampoco se dio cuenta de lo que sucedía y reportaba que todo estaba en orden? Ahora resulta que el responsable de todo este “desorden contable”, es quien fungía como contador de la empresa, sin lugar a dudas lo es, pero la ASE no se puede quedar fuera, mucho menos el encargado de auditar externamente a la empresa, el contador Javier Lechuga quien actualmente es el Contralor del municipio. Y que decir del Presidente del Consejo Eduardo Olmos, el Comisario Lauro Villarreal y el gerente Jesús Campos. De los consejeros, sólo se salvan tres de ellos, los demás esgrimen la excusa que se ha hecho leyenda en las administraciones de los hermanos Moreira, “nunca imaginamos que las cosas estuvieran tan mal”.
Lo más frustrante de todo esto, fue escuchar al Sr. Félix Pérez decir, ante la insistencia de los medios de exigir rendición de cuentas, “lo que se hizo ya quedó atrás, ya se cometieron muchos errores y no se van a poder solucionar”. Alguien más comentó que no se trata de iniciar una cacería de brujas, a estas personas me gustaría aclararles que esos “desordenes contables” tienen de rodillas a SIMAS con una deuda superior a los 430 millones de pesos y que esa actitud de; “olvida lo pasado, de aquí para adelante”, es la que promueve el gobierno estatal para no llamar a rendir cuentas a quienes generaron el mayor fraude en la historia de nuestro estado y que todos estamos pagando. EXIJAMOS SE CONCRETE LA AUDITORIA INTEGRAL  que se firmó con la anterior administración.


rsegura57@gmail.com