El mismo de la otra vez

Aprender

En mi vida he aprendido muchas cosas, en ocasiones no pongo la atención debida a lo aprendido,y por eso cometo los mismos errores varias veces, hoy aquí, frente a mi computadora quiero escribir algunos de estos aprendizajes que he tenido y a los cuales no he puesto la suficiente atención, tal vez al escribirlos me sea más difícil repetirlos.
1.- No pases tiempo con la gente equivocada. Desde que naciste, tienes una identidad que se va puliendo, primero por la educación y cariño de tus padres, después en la relación con tus hermanos y familiares y después con tus amistades, la gente equivocada, es la que te aleja de tus creencias, de tus tradiciones, de tu familia, la que no te valora por lo que eres, la que te usa.
2.- No huyas de los problemas. Enfrentar los problemas te da valor, fuerza, seguridad y confianza, fortalece tu autoestima. Nunca podrás huir eternamente de ellos, tarde o temprano te alcanzarán y cuando esto ocurra muy probablemente sucumbirás. Nunca podrás estar ajeno a ellos pero siempre que los enfrentes te fortalecerás.
3.- Que no te asuste cometer errores. A nadie nos gusta cometerlos, pero es imposible pasar por la vida sin cometerlos, es importante estar consciente de esto, porque el que se cree infalible vivirá siempre atormentado, un error que se acepta y se corrige deja más que un acierto.
4.- Nunca pienses que no estás listo. Cuántas cosas dejé de realizar en mi vida por pensar que no estaba listo, por pensar que no estaba preparado, me he privado de muchas emociones y de cosas maravillosas porque en algún momento se me ocurrió pensar dos veces, porque tuve miedo. Todos tenemos la capacidad para estar listos y preparados cuando el momento llegue.
5.- No envidies a los demás. Generalmente envidiamos de los demás lo bueno, nunca nos ponemos a pensar que todos, ricos y pobres, fuertes y débiles, valientes y temerosos tenemos cualidades y defectos por lo tanto cuando envidies  a alguien piensa también en sus defectos, en sus problemas que seguramente tendrá, así te será más fácil comprender que tu vida tal cual es, es buena, es tuya y tiene de todo.
6.- Deja de competir. Sobre todo contigo mismo, tomate tu tiempo relájate, la vida es demasiado corta y enriquecedora para tomarte tan en serio, las mejores cosas de la vida están al alcance de tu mano, de tu vista, de tu olfato, de tu sentido del tacto y del oído, disfruta la comida y la buena música sin necesidad de exigirte un manjar, aprende a disfrutar lo que tienes sin que el ego te marque el rumbo.
7.- No pierdas tiempo justificándote. Generalmente nadie pone atención a quien se justifica, el que se justifica es porque se siente culpable por alguna mala acción, por lo tanto la justificación va encaminada hacia uno mismo. Quien se justifica constantemente demuestra su incapacidad.
8.- Quítate las máscaras, no actúes como si todo estuviera bien cuando no lo está. No ocultes tus sentimientos, no es cierto eso que dicen acerca de que los hombres no deben llorar, llora cuando necesites hacerlo, sana el alma, expresa tu inconformidad, muéstrate tal cual eres, nadie es fuerte siempre y nadie es sabio toda su vida, todos en algún momento necesitamos un hombro en el cual reposar.
9.- Aprecia los pequeños momentos. Una caricia, una palabra de aliento, un instante con tus hijos, una flor, un paisaje, un te quiero…


rsegura57@gmail.com