El mismo de la otra vez

Absurdo nombramiento

Hace unos días, el Gobernador de “Saltillo” Rubén Moreira, nombro al exalcalde de Torreón Eduardo Olmos como su representante en la ciudad de México. En infinidad de ocasiones hemos escuchado las declaraciones del gobernador hablando de su “amor” hacia nuestra ciudad y las “intenciones de resarcir” el mal trato que por varias décadas nos han otorgado los diferentes gobernadores. Con este nombramiento, es por demás claro, por si a alguien le quedaba alguna duda, que al señor Moreira le importa un bledo la ciudad de Torreón y sus habitantes, su único interés, es seguir abusando de los recursos que generamos para tapar el saqueo descarado de la anterior administración, de la cual, él fue pieza fundamental.Es muy claro que el señor tiene la certeza de que quien manda es él y que nadie tiene el valor para oponerse a sus locuras, que para trabajar en su administración, al igual que en la anterior, no es necesario tener conocimientos, tampoco estar capacitado para desempeñar puestos públicos, no tiene importancia si la persona es reconocida como una persona moralmente responsable y comprometida con su comunidady mucho menos cuenta la actitud y rectitud que ha mostrado en el desempeño de sus funciones, para el señor Moreira lo único que cuenta es que acate las órdenes que recibe de él, que no cuestione absolutamente nada, que muestre sumisión en todo momento y que reconozca que los designios del gobernador, están por encima de los designios ciudadanos. Esta es nuestra realidad, este es el panorama al que nos enfrentamos, en los puestos claves del gobierno del estado y el CONGRESO, no están los más capacitados para encarar y resolver con honestidad los problemas que enfrentamos, están los más sumisos, corruptos, ineptos e indignos.Es tan absurdo todo este asunto que no mercería la pena ni siquiera mencionarlo, se trata de la ineptitud, abalandole a la ineptitud, la incompetencia dándole un voto de confianza a la incompetencia, la inequívoca evidencia de que quien gobierna este estado y en general en México es el compadrazgo y la corrupción.Señor gobernador, no somos tontos, deje de crear distracciones mediante propuestas de despenalizar crímenes y nombramientos sin propósito, con la única finalidad de aligerar la presión que siente, a los ciudadanos de Torreón y del estado, no nos interesa el nombramiento de su representante en México, pero no estamos dispuestos a pagarle un sueldo que no desquita y no merece, nosotros queremos que nos entregue los 250 millones de pesos que los patrones aportaron mediante el ISN para obras en nuestra ciudad, que se aclare el asunto de la megadeuda, que se finquen responsabilidades, que se aclare la “sustracción” de documentos que indican a dónde fueron a para 18,000 millones de pesos que nosotros estamos pagando, que nos entregue el Hospital General de acuerdo al proyecto ORIGINAL, que nos regrese el pago de tenencia que hemos aportado desde que inició su administración, que como servidor público que es, nos reciba y nos muestre el listado de proveedores con los que el gobierno tiene adeudos y la verdadera razón para solicitar un crédito de 2,500 millones de pesos. Esto señor gobernador es lo que a nosotros nos interesa y a lo cual usted y su gabinete deberían de prestar atención, esto señor gobernador, es lo que todo servidor público consciente debe de hacer, poner su trabajo al servicio de la comunidad. 


rsegura57@gmail.com