Sentido común

Nada nuevo en el PRI

Esta semana el Partido Revolucionario Institucional filtró, a propósito, una lista con los probables personajes que ocuparán una de las siete candidaturas para diputados federales, cuyas elecciones se llevarán a cabo el 7 junio del siguiente año. A manera de prueba hacia la opinión pública para valorar los perfiles de los políticos que más suenan para determinadas regiones, el PRI dejó a la luz pública la casi lista segura de quienes abanderarán los distintos distritos electorales, que cabe mencionar, las reacciones no se hicieron esperar entre los grupos políticos de la entidad.

En el distrito 1 que pertenece a Huejutla, quien encabeza las preferencias del tricolor para ocupar la candidatura es la actual secretaria de Desarrollo Social del estado, Geraldina García, quien durante los últimos meses ha sentado base en esta región para entregar apoyos y programas sociales para darse a conocer, pues la funcionaria prácticamente es desconocida en los municipios que comprenden el distrito, por lo que su más cercano competidor para lograr la candidatura es el huasteco Joel Nochebuena, quien sí es conocido en aquella parte del estado, además que también tiene un encargo público relacionado con el desarrollo social.

En el distrito 2, de Ixmiquilpan, se menciona como primera opción a Roberto Pedraza, quien tiene un capital político importante en la región pero ya muy desgastado, en cambio, como otra opción suena también el diputado Héctor Pedraza, quien pertenece al mismo grupo, pero quien está en un buen momento político, sobre todo por la inestabilidad social que se vive en el municipio cabecera. Otra opción es Pedro Luis Noble, secretario de Salud, quien solamente llegaría por mero dedazo, pues nada tiene que hacer en aquella región.

El distrito 3, de Actopan, nuevamente aparece Pedro Luis Noble, una de las cartas fuertes del gobernador Francisco Olvera, aunque en esta región tampoco es conocido y mucho menos tiene conocimiento de las necesidades de su gente. La ex diputada Leticia Chapa, quien por cierto es de Atotonilco el Grande es otra opción, aunque el actopense y actual líder juvenil del PRI, Roberto Núñez, suena como la carta más fuerte para ocupar la candidatura.

Para el distrito 4, de Tulancingo, quien lleva la delantera es el ex alcalde de este municipio, Jorge Márquez, quien es gente de Miguel Osorio, aunque también suena Carolina Viggiano; mientras que en el distrito 5 de Tula de Allende, el actual secretario de Gobierno estatal, Fernando Moctezuma es la carta más fuerte, aunque suena hasta el nombre del secretario de desarrollo económico Pablo Maauad.

Para el distrito 6, de Pachuca, el líder del PRI, Ricardo Crespo es la primera opción, y en el distrito 7 de Tepeapulco, Mayka Ortega lleva la delantera. Así pues, vemos que, una vez más, las diputaciones se entregan por amiguismo y no por capacidad o conocimiento de la región, lo que conlleva a un retraso social, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

 

twitter @Xoconoxtle