Sentido común

El fracaso de las inversiones

Hidalgo siempre ha sido un estado menor, económicamente hablando, que apenas aporta al PIB nacional el 1.5 por ciento, según el Inegi, quedando relegado en los últimos lugares de este sector, y esto se debe a que no hay grandes empresas que inviertan una cantidad importante de recursos y por lo mismo, el empleo es escaso. Entonces, dadas estas condiciones, la armadora alemana BMW se decidió por San Luis Potosí, que aporta el 1.9 por ciento del PIB y tiene grandes complejos empresariales, para instalar una planta que tendrá de inicio una inversión de mil millones de dólares y mil 500 empleos directos.

¿Qué le hace falta a Hidalgo para que las grandes inversiones se queden en el estado? Para empezar, la infraestructura en comunicaciones es deficiente, dado que no hay una estación aérea que aporte una buena disponibilidad de servicios, pues aunque se encuentra cerca de la Ciudad de México, Hidalgo debe dejar de depender del Distrito Federal como aliciente para que las empresas puedan invertir en el estado.

Hidalgo no tiene un parque industrial al nivel de los estados “grandes”, pues aunque se han querido echar a andar el de Huejutla, el la región Tula-Tepeji y el del Altiplano, no hay empresas que se quieran aventar el paquete de ser los primeros en instalarse por las dificultades técnicas y económicas que esto representa.

Considero que si se comienza apoyando a las pequeñas empresas locales para asentarlas juntas en un parque industrial, la situación económica podría comenzar a mejorar, pues es bien sabido que el trabajo en conjunto gobierno y empresas podría rendir grandes frutos en un futuro a mediano plazo. Mientras el presidente Enrique Peña anunciaba junto con directivos de la firma que la planta armadora de vehículos se construiría en San Luis Potosí, empresario hidalguense de la firma Amarantole pide ayuda al gobierno estatal para producir amaranto a gran escala y poder, por lo menos, incrementar sus ventas a lo largo y ancho del país. ¿Cómo pretende un estado que no apoya a las pequeñas empresas locales, atraer grandes inversiones extranjeras?

En Hidalgo nos falta aprender mucho sobre negocios. En Hidalgo hace falta más cultura emprendedora y dejar a un lado la idea de que un negocio es poner una tiendita o un puesto en el tianguis, Hidalgo debe apostarle a las empresas locales en todos los rubros, mejorar su infraestructura industrial, de comunicaciones, apoyar a las pequeñas empresas para que generen más empleos.

Hemos perdido varias inversiones, como la refinería, el tan mentado aeropuerto, y ahora un planta armadora de BMW, pero más que lamentar estos sucesos, creo que se debería comenzar a trabajar para ofrecer mejores condiciones a los empresarios, pues mientras sigamos siendo un estado menor para todo, las grandes firmas nacionales y extranjeras seguirán rehuyendo de invertir en Hidalgo, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

 

twitter @Xoconoxtle