Sentido común

La cloaca de "Los Lupitos"

Para mala fortuna del Gobierno de Hidalgo, el estudio que recién dio a conocer el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) sobre la situación del magisterio en el país ensució uno de los eventos más importantes que ha tenido el estado en materia de equidad de género, el foro internacional Belém Do Pará, el cual era una de las apuestas para el gobierno estatal de darse a destacar públicamente sobre las políticas públicas aplicadas en la materia; sin embargo, los reflectores de esta semana para Hidalgo no fue por dicho foro, sino por el mapa estadístico que dio a conocer el Imco.

Lo que más rienda suelta dio a los medios de comunicación de todo el país fue sobre los ahora famosos Lupitos, pues el estudio del Imco señala que en Hidalgo existen mil 441 maestros que tienen más de cien años de edad y siguen en activo, y de los cuales 127 de ellos supuestamente están inscritos en el Programa de Educación Ambiental Sustentable. Es por sentido común suponer que es prácticamente imposible que existan mil 441 personas que hayan nacido el mismo día, el mismo mes y el mismo año, que sean de Hidalgo y ¡que todos sean maestros!

Aunque evidentemente son estadísticas que no se comprenden en una realidad tan específica, este estudio destapa algunas otras situaciones en las escuelas e Hidalgo que no son precisamente por sueldos ostentosos, sino más bien lo contrario, sobre las carencias que todavía existen en los centros de educación básica, si lo comparamos con lo escandaloso del pliego petitorio del magisterio hidalguense que cada año pide para pagar sueldos y bonos de los maestros.

Lo que nadie ha dicho del mentado estudio es sobre las 14 telesecundarias en Hidalgo que carecen de energía eléctrica, lo que sí representa un problema grave, más que el de Los Lupitos, porque este es una situación real que impide un desarrollo considerable de los estudiantes que tienen, obligadamente, que acudir a estas escuelas.

Lo grave del asunto es que los maestros que están capacitados para operar en este tipo de escuelas no pueden utilizar su herramienta de trabajo, que son los programas televisivos para dotar de conocimientos a los estudiantes.

Aunque algunos de los datos estadísticos mostrados por el Imco son sencillamente imposibles, no debemos dejar de reconocer que en el estado de Hidalgo hay graves carencias educativas, como la falta de maestros y la calidad de estos, así como las irregularidades y corruptelas del SNTE, que en lugar de dar una buena imagen de los maestros, los muestran como flojos, grilleros y con altos sueldos.

El estudio del Imco, aunque contiene algunos errores estadísticos, deja entrever que la situación de la educación en Hidalgo es muy deficiente, empezando con las carencias de las escuelas mientras el SNTE se maneja con presupuestos millonarios, y ahí es donde habría que empezar una limpia, no en el honor de los maestros, y eso, déjeme le digo, es sentido común.


twitter @Xoconoxtle