Sentido común

Cinco años de hacer periodismo

Milenio Hidalgo cumple hoy cinco años desde la primera edición, en aquel lunes 20 de abril de 2009 cuando vio la luz por primera vez, y precisamente la noticia de ocho columnas de ese primer número fue sobre los efectos de la influenza tipo A/H1N1, sobre el miedo, sicosis e incertidumbre que generó no solo a la población, sino a las propias autoridades gubernamentales, federales y estatales, quienes reconocieron después que no sabían cómo manejar la pandemia.

Debo reconocer que ese primer equipo, que por cierto fue muy criticado porque “venían de fuera”, se adaptó rápido al pulso de la notica en Hidalgo, juntos aprendimos la forma de hacer un periodismo más profesional, con ética, pero sobre todo con la pasión que se requiere para que un periódico como Milenio sea en lo que hoy se ha convertido: el diario impreso (no de nota roja) número uno en el estado.

Hoy, a cinco años del inicio de aquella aventura habría que repensar cómo ha sido, periodísticamente hablando, el desarrollo profesional colectivo y personal de cada uno de quienes trabajamos en este diario para saber cómo vamos a enfrentar, a partir de este día, los hechos que a diario suceden en cualquier recoveco del estado durante los días que siguen a esta aventura, que todavía no se termina, que continúa como si fuera esa primera tarde de domingo, con la emoción de tener en las manos todas esas páginas listas para su impresión.

En Milenio Hidalgo nos esforzamos cada día por contar mejores historias, por tener esas noticias que aunque todos los demás diarios lleven en sus respectivas ediciones, sean narradas de un modo diferente, de una forma exclusiva por quienes firman las notas, para tener otro ángulo de un mismo hecho. Hemos pasado por innumerables sucesos que han merecido historias, crónicas, fotoreportajes y entrevistas, desde el tan crudo tema del narcotráfico, que sigue siendo el lastre de este país, hasta las noticias amables como el nacimiento de un nuevo ser en algún zoológico.

Cinco años son nada ante la cantidad de historias que todavía quedan por contar, pero son muchos para hacer una pausa y dar cuenta de que la forma de hacer periodismo hoy en día no es la misma que en aquel 2009. Hoy tenemos más herramientas para ejercer un oficio o profesión -según cada caso- más libre, más abierto a las diferentes expresiones políticas, sociales, culturales o deportivas; hoy, con la ayuda de redes sociales y la tecnología a nuestro favor, no nos queda más que ingeniar la forma de contar esas historias que aguardan en algún lugar de nuestro estado.

Pero lo único que desde hace cinco años no ha cambiado en Milenio Hidalgo, es que cualquier forma de hacer periodismo, se hace pensando siempre en el público cautivo que siempre está ahí, ávido de seguir alimentándose de la información que aquí les damos. Por ello, personalmente, agradezco el favor de su atención.

http://twitter.com/Xoconoxtle