Sentido común

De adelantados y destapados

Tras las elecciones intermedias que se llevaron a cabo el pasado 7 de junio, los partidos políticos comenzaron a reagruparse y reorganizarse en Hidalgo para entrar de lleno al proceso electoral que comenzará en diciembre de este mismo año y que en 2016 habremos de elegir a gobernador, diputados locales y alcaldes.

Los actores políticos que en la pasada elección fungieron como operadores electorales, también se están reagrupando en sus distintas regiones, pues ya hay varios políticos que no aguantaron las ganas de gritar a los cuatro vientos que quieren participar en el proceso del próximo año y que buscarán alguna diputación o ayuntamiento; sin embargo, quienes llaman la atención, son quienes a discreción han mandado mensajes políticos a sus adversarios para advertir de su participación rumbo a la sucesión del gobierno estatal.

El primero que se autodestapó es el actual senador de la República por Hidalgo, Omar Fayad Meneses, quien tras un amplio currículo en los gobiernos municipal, estatal y federal, busca ahora ser el mandamás en la sede del gobierno estatal, pues a su parecer es uno de los políticos “más comprometidos” con su partido y quien desde hace ya varios meses busca estar siempre vigente en los medios, así como en las agendas estatal y federal. Una de las mayores fortalezas de Fayad Meneses no es precisamente en el ámbito político, sino en el social, pues su carisma hacia la población y su fama mediática puede hacer ganar al tricolor en 2016.

El también senador y compañero de Fayad en la Cámara Alta, David Penchyna, es otro político hidalguense que busca llegar a la contienda para suceder a Francisco Olvera, pues recordemos que fue pieza clave en el cabildeo político para que se aprobara la reforma energética del presidente Enrique Peña y que por ende, busca “cobrar” el trabajo con la silla más alta en el estado. Su mayor fortaleza es precisamente esa, ser un magnífico colaborador para llevar a buen término la reforma energética, aunque de carisma no tenga ni un gránulo.

El pasado jueves, la visita de Enrique Peña Nieto al municipio de Francisco I. Madero fue un mensaje político para todos los aspirantes hidalguenses que buscan llegar a la contienda, pues en la tierra de donde es originaria la actual colaboradora del gobierno federal, Nuvia Mayorga, el gobierno federal entregó un importante apoyo para el sector indígena que radica en la región, lo que podríamos entender como populismo electoral, cobijo del gobierno federal y destape de Nuvia Mayorga por el mismísimo Presidente, cosa no menor.

A dos semanas de las elecciones intermedias ya hay destapados y adelantados para la sucesión de 2016; sin embargo, todavía falta ver la opción del gobierno estatal y que podría salir de entre los actuales diputados electos, lo que confrontaría a todos los grupos priistas en el estado, aunque lo cierto es que ganará la opción que tenga más peso político, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

 

twitter @Xoconoxtle