Sentido común

Última semana de campañas

Las campañas en Hidalgo, que afortunadamente concluyen el próximo jueves, por lo menos en Hidalgo han sido muy desangeladas, ociosas, aburridas y con las peores propuestas de parte de cada uno de los candidatos y candidatas de todos los partidos, pues retoman temas que, o bien ya existen o son técnicamente imposibles de cumplir, pues las propuestas de los candidatos y las candidatas se han basado en una agenda que en nada resuelve los problemas de la ciudad y el entorno, así como de la convivencia entre los ciudadanos, pues hablar de mejores leyes radica solamente en que el partido que ostenta el poder en el Congreso local tenga voluntad para aprobarlas.

Históricamente Hidalgo ha sido uno de los estados que menor porcentaje electoral representa a nivel nacional, aunado la poca participación social en los procesos electorales, y para la elección del próximo domingo las autoridades electorales no esperan un cambio significativo en la participación del electorado, pues a pesar de los esfuerzos del Instituto Nacional Electoral por reducir el abstencionismo, este se ha convertido en uno de los lastres del ejercicio democrático, que lastima no solo la democracia sino las finanzas públicas, pues a pesar de que son destinados millones de pesos para preparar unas elecciones, el grueso de la población prefiere ser indiferente.

Lo más grave del asunto es que los candidatos y candidatas no logran atraer la atención del electorado, no han logrado dar con esa fórmula para que los ciudadanos se interesen y volteen a ver quién está proponiendo situaciones reales que incidan directamente en la mejora de las vidas en conjunto de una sociedad, pues en anteriores elecciones los institutos estatal o federal electorales han contabilizado menos de 10 votos por casilla en una zona donde hay dos o tres mil votantes, lo que nos indica que el electorado cada vez se interesa menos por la política, por la participación social, y esto es debido a que los partidos políticos no proporcionan caras nuevas, frescas, jóvenes, entusiastas, sino que el poder de las candidaturas se centra en las mismas personas de siempre, las que le han dado la vuelta a los gobiernos municipales, estatales y congresos también federal y estatal; y aun así, todavía quieren seguir poniéndolos como candidatos, lo que resulta para el electorado en una situación chocosa, aburrida e indiferente.

El próximo domingo será el día en que los ciudadanos tendremos que elegir a las personas que nos representarán en el Congreso de la Unión; a casi dos meses de campaña, el electorado ya tiene una visión de quiénes son las personas que buscan el voto ciudadano y será a través de la emisión de este como se puede cambiar el rumbo de la política en Hidalgo o dejarlo como siempre ha estado, pero el poder siempre es ciudadano y para eso existe el voto, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

 

twitter @Xoconoxtle