Sentido común

Tuzobús, a evaluación ciudadana

Ayer el gobernador del estado, Francisco Olvera, anunció la fecha en que el tan mentado Tuzobús comenzará a operar. A partir del 16 de agosto la población podrá hacer uso de este transporte público masivo que tiene varios objetivos, todos en apoyo al ciudadano. Primero, que el traslado hacia el centro de la capital hidalguense se haga en menos tiempo que si se toma una combi colectiva o un camión; segundo, que se descongestione el primer cuadro de la ciudad de tanto transporte público; tercero, que la población tenga acceso a un transporte más seguro, confiable, cómodo y a buen precio y por último, tener un mejor control en las concesiones del transporte público para que sea una sola empresa, con los principales socios del ramo, quienes tengan el control total del transporte masivo en Pachuca.

Ayer también comenzó la repartición de guías rápidas para conocer de manera somera el funcionamiento y proceso para que la población se comience a familiarizar con el transporte. Que si las rutas alimentadoras que debe uno tomar para llegar a la troncal, que si el primer pago es de ocho pesos, el segundo de dos y el tercero gratis, siempre y cuando no hayan pasado más de 50 minutos desde el último viaje, que si habrá autobuses que hagan parada en cada una de las 32 estaciones y otros que por su premura de llegar más rápido al centro de la ciudad solo harán paradas en algunas estaciones, o que si las tarjetas de prepago ya se podrán adquirir a partir del próximo lunes en todas las estaciones.

Sin embargo, una cosa son los ciudadanos que se familiaricen con el proceso de abordaje, descenso y rutas alimentadoras y otra muy diferente la convivencia de los automovilistas con el Tuzobús, pues todavía hay algunas dudas acerca de dónde los automovilistas podrán hacer uso del carril exclusivo del Tuzobús, como los retornos o las salidas hacia otras calles o avenidas o las líneas verdes y rojas (que por cierto la lluvia ya despintó) en algunos puntos de la troncal. Lo único que saben ya los automovilistas es que las multas por invadir el carril del Tuzobús será de entre ocho y 10 mil pesos; sin embargo, como en toda regla, queda la duda de quiénes estarán exentos de dichas multas: ¿ambulancias, patrullas, secretarios de gobierno, el Ejército, diputados, Protección Civil, civiles con alguna emergencia?

Es lógico que en un proyecto nuevo y de tal magnitud haya algunas situaciones imprevistas o que algo no funcione como se pensó desde un inicio; sin embargo, tratándose de cosas técnicas serán de rápido arreglo, pero lo que verdaderamente importa será el pulso ciudadano, pues será solo la voz del pueblo la que decida si este transporte representa un alivio a sus intereses o no, pues los únicos que tienen autoridad para dar su veredicto serán quienes lo usen; y eso, déjeme le digo, es sentido común.

http://twitter.com/Xoconoxtle