Sentido común

Primero lo primero

Parece que para algunos alcaldes el tema de los Atlas de Riesgos no es una situación importante que requiera de su atención, puesto que carecen de una cultura de protección civil, la cual en la reciente administración, apenas se va inculcando debido a varias tragedias que han ocurrido producto de la mala planeación para vivienda y los asentamientos en lugares que son poco habitables como el más reciente caso que sucedió apenas este año en la comunidad de Ixcotla, municipio de Molango.

Sin embargo, uno de los principales problemas no es que los alcaldes se nieguen a contar con el documento que les indique de manera técnica qué lugares son propicios para habitarse y cuáles no, sino que para comenzar, muchos municipios apenas cuentan con una o dos personas en el área de Protección Civil y que ni siquiera están preparadas para tomar decisiones en caso de algún siniestro.

Otra de las situaciones que complica a los ayuntamientos para elaborar el documento es que el personal que debería estar capacitado para llevarlo a cabo no siquiera tiene estudios en la materia, pues en muchos municipios el director de protección civil antes fue profesor o es comerciante o es familiar de algún funcionario, lo que equivale a tener un área acéfala.

En esta semana el diputado priista Javier Amador, quien representa al distrito de Jacala, una de las zonas más pobres y con mayor marginación en el estado, subió al pleno del Congreso local una iniciativa para sancionar a los municipios que ignoren la orden de contar con su Atlas de Riesgos, con sanciones que podrían llegar hasta los 12 mil salarios mínimos para el o los responsable de la omisión.

Sin embargo, el problema que veo es que no hay un trabajo previo de investigación sobre las condiciones actuales de cada área de Protección Civil y Obras Públicas para saber si están en condiciones de llevarlo a cabo o no. Considero que los primero que se tendría que analizar es si las áreas responsables de elaborar el documento cuentan con el personal debidamente capacitado para llevar una dirección tan delicada como Protección Civil, además de conocer si tiene el equipo técnico necesario para realizar las tareas de investigación de campo y exploración para poder dar un veredicto final.

Creo que la intención no debería ir en el sentido de la sanción económica o de los despidos de los responsables de llevarlo a cabo, sino primero, creo que se debería verificar que cada municipio cuente con un área de protección civil avala por la subsecretaría estatal, con los requerimientos mínimos necesarios para actuar en una contingencia.

Antes de pensar en sanciones, los diputados deberían pensar en obligar a los ayuntamientos a tener un área de Protección Civil que cuente con los estándares internacionales mínimos de calidad, pues como pretenden que tengan un Atlas de Riesgos si no existe un área que lo haga y menos quien lo ejecute, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

http://twitter.com/Xoconoxtle