Sentido común

Pachuca en riesgo

Como cada año, la temporada de lluvias y huracanes, sobre todo los que llegan por el Golfo de México, causan daños en la infraestructura de la Sierra, la Huasteca y hasta la capital hidalguense; en donde según el Atlas de Riesgos de la ciudad se tienen detectadas zonas de riesgo, en donde puede haber deslaves y hundimientos; sin embargo, el propio jefe de Protección Civil de Pachuca, Enrique Padilla junto con su equipo mantienen monitoreadas estas zonas que representan un peligro para quienes habitan en las zonas de los barrios altos, principalmente.

Otro de los problemas que enfrenta la ciudad es en relación a las casas que tienen mucho tiempo de haber sido construidas, incluso, hay muchas que son de adobe y dadas las condiciones climáticas en donde hay abundancia de agua, este tipo de construcciones podrían colapsar; sin embargo, como en todo, cualquier problema se puede prevenir.

Históricamente Pachuca es una ciudad en donde existen túneles, sobre todo en el primer cuadro y los barrios altos, debido a los más de 500 años de actividad minera, situación que cobra un agravante en esta temporada de huracanes y ciclones, dado que puede haber desprendimientos de tierra y hundimientos, como ya ha sucedido en otras ocasiones en los barrios de Cubitos, Minerva, El Lobo, Nueva Estrella, Camelia, Anáhuac y otras más.

A pesar que la década de los 90 ya hubo una gran reubicación de habitantes que vivían en El Lobo y Cubitos debido a un gran hundimiento, todavía quedan zonas habitadas que están en zona de riesgo y que no han sido reubicadas. Valdría la pena preguntar a las autoridades de Protección Civil estatales y del municipio de Pachuca si es suficiente con tener vigiladas dichas zonas de riesgo o si ya es pertinente comenzar con algún programa de reubicación para evitar una tragedia, pues en cuestiones de la naturaleza no hay nada garantizado.

A pesar que Pachuca es uno de los pocos municipios en todo el estado en contar con su Atlas de Riesgos actualizado, de acuerdo a las nuevas legislaciones federales en la materia, considero que de nada serviría contar con un documento nuevo si las acciones para, precisamente, prevenir accidentes por motivos naturales, no llegan a tiempo, para evitar tragedias. Tal vez se deba a la falta de espacio para reubicar a más personas, a la falta de infraestructura y sobre todo, a la falta de recursos que se necesitan para hacer un movimiento de este tipo.

A veces nos dejamos llevar por las declaraciones de las autoridades en la materia cuando nos dicen que hay capacidad de reacción en caso de algún incidente natural; sin embargo, pregunto: ¿hay necesidad de esperar a que suceda algo para reaccionar?, ¿no es mejor prevenir para que cuando llegue el incidente solo sea una anécdota de la naturaleza? Mientras no se tenga cultura de prevención, ningún documento podrá evitar tragedias, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

 

twitter @Xoconoxtle