Sentido común

Nueva realidad metropolitana

El gobernador del estado ayer adelantó a los medios de comunicación que el próximo mes se reunirá, aquí, en Hidalgo, con su homólogo del estado de México, Eruviel Ávila, para tratar asuntos relacionados con el tema metropolitano, que entre otras cosas incluye, infraestructura en común, seguridad pública, carreteras, colaboración entre las distintas corporaciones policiacas y procuradurías estatales y hasta la homologación de penas derivado de los delitos que se cometan en ambas entidades.

Uno de los temas más apremiantes para revisar y en su caso resolver, es sin duda el de la seguridad pública en las distintas franjas limítrofes entre ambos estados, pero sobre todo en los polígonos ubicados como los de mayor incidencia delictiva como el de Tula-Tepeji y Tizayuca, principales salidas del Estado de México hacia Hidalgo y en donde se cometen la mayoría de delitos de personas provenientes del Estado de México, según lo han referido las propias autoridades hidalguenses con la clásica frase: “son personas de fuera que vienen a delinquir a Hidalgo”.

Aunque en realidad esta frase no suena tan descabellada, aunque sí trillada, pues cabe recordar que en precisamente en febrero de hace tres años, ambos mandatarios firmaron un Acuerdo Bilateral Metropolitano al que llamaron “Ciudades Óptimas” y en el que abarcaban 44 acuerdos en 12 rubros, entre los que se incluyeron infraestructura, salud, carreteras, protección y, por supuesto, seguridad pública, rubro en el que acordaron reducir los asaltos carreteros sobre la autopista México-Pachuca, que por muchos años han sido un lastre para quienes viajan en autobús hacia el Distrito Federal y Estado de México.

La pregunta del millón es: ¿dónde quedaron esos 44 acuerdos? De 2012 a la fecha la situación social y limítrofe ha cambiado considerablemente, tanto que los acuerdos anteriormente descritos tienen que adecuarse a la realidad en la que vivimos actualmente; por ejemplo, en los distintos retenes carreteros que hay en las salidas de los municipios colindantes con el Edomex siempre son los automóviles que portan placas del estado vecino los que más detienen los policías, derivado de los altos índices de delincuencia que cometen mexiquenses en territorio hidalguense, solo basta con echar un vistazo a las notas publicadas en lo que va del año para saber cuántos detenidos son oriundos del Edomex.

Uno de los temas más recurrentes entre las colonias populares es la alta población del estado vecino que migra hacia Hidalgo, principalmente a Pachuca, para acceder a escuelas, servicios de salud, y centros de abasto, pues las colonias o fraccionamientos nuevos están poblados por oriundos del Edomex, debido a la leyenda urbana de que Pachuca es una ciudad tranquila. Estamos viviendo ante un nuevo panorama metropolitano que debe adecuarse a las estrategias bilaterales de coordinación, pero sobre todo, ante un reto que cada día requiere de mayor atención gubernamental que solo podrá superarse con voluntad política y seguimiento, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

http://twitter.com/Xoconoxtle