Sentido común

Limpieza en Gobierno

En cualquier institución el pago de salarios a los trabajadores siempre ha sido un dolor de cabeza, sobre todo porque a veces las ganancias son pocas y los trabajadores muchos y más aún en la administración pública, en donde a veces se contrata un persona hasta para sacar copias solamente, lo que afecta gravemente las finanzas públicas.

En el gobierno del estado, como en la mayoría de todos los del país y más aún en los gobiernos municipales, no está exento de esta problemática y ahora, después de hacer un estudio de funcionalidad queda demostrado que las finanzas están siendo afectadas debido a que hay mucho personal que está innecesariamente cobrando un sueldo por hacer un trabajo que lo podría hacer otra persona que de igual manera su función es casi nula dentro de la administración hidalguense.

En los gobiernos municipales y estatales, cuando llega una nueva administración la “costumbre” es que el nuevo jefe llega también con su séquito de fieles seguidores y los acomoda hasta para dar toallas en el baño, el chiste es que la mayoría de sus amigos que lo apoyaron tenga un empleo dentro de la administración, tanto que hasta se inventan nuevos puestos, y así se repite la historia administración tras administración.

Según el secretario de Administración y Finanzas, Aunard de la Rocha Waite, en el gobierno hidalguense tienen un proyecto para dejar de devengar los sueldos que dejan los empleados que se vayan jubilando, de esta manera desaparecerán las plazas que se desocupen y se reducirán los salarios, pues actualmente el gobierno tiene en su nómina a 13 mil trabajadores, que juntos, el total de recursos por pago de salarios asciende a 3 mil 668 millones de pesos, una suma millonaria que podría reducirse si los jefes dejaran de llevar a sus amistades a ocupar un asiento en la administración local que solo chupan dinero pero que no tienen ninguna funcionalidad.

El proyecto del gobierno hidalguense para reducir gasto en salarios me parece una idea que se debió haber hecho hace mucho tiempo; sin embargo este tipo de proyectos conllevan también una vinculación hacia otras áreas gubernamentales, es decir, no podemos hablar solamente de reducir plazas y salarios, sino que esos recursos que se pretenden ahorrar podrían ser usados para crear nuevas plazas que sean verdaderamente necesarias y ocupar esos recursos para pagar salarios.

Por ejemplo, ahora con el plan de la Ciudad del Conocimiento habrá muchas plazas que se deberán crear para generar investigación propia, tendrá que haber nuevos profesores y muchos trabajadores que necesita un complejo de esta magnitud; se podrían crear plazas para profesores que son muy necesarios en las regiones más pobres del estado, más plazas para personal médico en las mismas zonas; es decir, así como hay trabajadores que están cobrando en el gobierno sin tener una función en específico, también hay otros espacios en donde se requiere de gente especializada para hacer un trabajo determinado y eso, déjeme le digo, es sentido común.

 

twitter @Xoconoxtle