Sentido común

Ixmiquilpan, otra vez foco rojo


Históricamente los habitantes (no todos, por supuesto) del municipio de Ixmiquilpan siempre han sido muy singulares cuando se trata de obtener apoyos gubernamentales, cuando algo no les parece, por pleitos de tierras, de delegados de comunidades, de líderes políticos o religiosos o cualquier otro tema que sirva como discusión, siempre ha habido, hay y habrá grupos en desacuerdo, manejados por cabecillas que saben convencer a la gente de hacer tal o cual manifestación, bloquear carreteras o incluso en tiempos electorales, hasta robar y quemar urnas, todo con un fin político.

Para este año el municipio no decepcionará a quienes nos hemos vuelto seguidores del clima político y social que reina durante cada administración, ya sea con un gobierno emanado del PRD, PAN o PRI, siempre existen las mismas condiciones que enrarecen el clima político (frase tomada, precisamente, de los políticos), y hacen que las alertas en gobernación estatal y la delegación federal se prendan ante cualquier indicio de violencia o conflicto.

Apenas en esta semana que pasó el delegado de la Secretaría de Gobernación, Daniel Lara Baños, confirmó que a la fecha este municipio se encuentra considerado como foco rojo para efectos del proceso electoral, en donde las autoridades pondrán los reflectores debido a los "acontecimientos recientes que ha vivido el municipio";

específicamente el funcionario federal se refirió al alcalde panista Cirpiano Charrez, quien a últimas fechas le ha dado por llevar un conflicto interno, a nivel de la asamblea legislativa, hasta los poderes máximos del estado como el Congreso local y el Ejecutivo, quienes en un afán por llevar un clima de paz rumbo a las elecciones del 7 de junio previeron poner solución a dicho conflicto entre el alcalde y nueve regidores que no es otra cosa más que de ideología política, aunque en el problema ya se ha hecho copartícipe, sin querer, el Estado, de un problema que aqueja también a la imagen de gobernabilidad a nivel estatal.

Para los habitantes de Ixmiquilpan parece que ninguna ideología política representa sus intereses como comunidad organizada, pues en apenas una década han decidido tener a tres presidentes municipales de los tres institutos políticos más famosos:

de 2006 a 2009 gobernó el PRD con José Manuel Zúñiga, luego, de 2009 a 2012 decidieron que el PRI sería la mejor opción, con Heriberto Lugo y finalmente en una administración histórica, por el tiempo de duración de cuatro años y siete meses, el PAN es quien ha gobernado de 2012 a la fecha, siendo tal vez la administración más escandalosa, políticamente hablando, por lo que además de ser un foco rojo para las autoridades de gobernación, lo es para el propio Partido Acción Nacional, que ha permitido hacer de su alcalde en Ixmiquilpan un circo al que ya nadie quiere pertenecer, ni si quiera quienes lo pusieron ahí, y eso, déjeme le digo, es sentido común.


twitter @Xoconoxtle