Sentido común

Hoy no circula, ¿para Hidalgo?

En las últimas semanas el Programa Hoy No Circula ha sido uno de los temas más polémicos que se han dado a conocer, sobre todo porque incide directamente en cualquier persona que tenga un vehículo. La medida, que ahora contiene un reglamento más riguroso para contener la contaminación por bióxido de carbono en el Distrito Federal se ha extendido a toda la zona metropolitana del Valle de México, incluido Hidalgo.

Sin  embargo, quedan todavía algunas preguntas en el aire, aún y cuando ya entró en vigor la nueva reglamentación de este polémico programa. Para empezar, sabemos que en Hidalgo unos cuantos municipios son los que congregan la mayoría de automóviles: Pachuca, Tulancingo, Tula, Tizayuca, Actopan, Ixmiquilpan, entre varios más; sin embargo, en la gran mayoría de los municipios los vehículos son en realidad pocos y más aún, pertenecen a pobladores que rara vez acuden al programa de canje de placas, no pagan tenencia y mucho menos verifican sus automóviles.

Hidalgo no puede compararse a la gran urbe que representa la zona metropolitana del Valle de México y mucho menos homologar los reglamentos, en este caso del Programa Hoy NO Circula, para empezar, porque en Hidalgo no hay la misma cantidad de automóviles que en los estados vecinos, ni tampoco la misma contaminación, pues afortunadamente, en Hidalgo todavía podemos respirar aire puro, o al menos sin tantos químicos sobrevolando en el ambiente. Considero que aplicar esta medida a los hidalguenses es una decisión equivocada.

Pregunto: si una familia de campesinos tiene la urgencia de llevar a algún familiar, por el motivo que sea, al Distrito Federal, en horario y día que se supone no le corresponde, ¿ese auto tendrá que ser llevado al corralón y de paso obligarán al dueño a pagar una multa considerablemente alta?, tomando en cuenta que en la mayoría de las comunidades hidalguenses ni si quiera conocen sobre el tema.

Las autoridades hidalguenses no deberían de permitir que se hostigue a los ciudadanos en otros estados o el Distrito Federal solo porque es una disposición de ese lugar. En Hidalgo se debería comenzar a concientizar a las personas de todo el estado para que poco a poco vayan entendiendo que las reglamentaciones son para evitar una mala calidad del aire que respiramos. Pero también las autoridades hidalguenses deberían defender a sus conciudadanos del hostigamiento por parte de los policías del Edomex, quienes como aves de rapiña, parece que huelen las placas foráneas y esté uno en regla o no, te inventan alguna violación al reglamento de Tránsito y como uno lo desconoce, piden grúa para llevarse tu auto, por lo que tenemos que optar por darles dinero, primero, para que no nos quiten nuestro tiempo y segundo, para que no nos levanten una multa que es mucho más cara que en el estado de Hidalgo.

Este es uno de los temas por los que se debería de preocupar la actual Legislatura, por evitar las extorsiones bajo la sombra de un programa que a los hidalguense no nos debería incumbir, todavía, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

 

twitter @Xoconoxtle