Sentido común

¿Demagogia o justicia?

Este martes llegará al Congreso del estado la Comisión Permanente que revisará los temas pendientes que se han quedado desde finales del año pasado y que tendrán que ser atendidos, sea cual sea el rubro al que pertenezcan. Este martes también es la oportunidad para los diputados que lleguen a trabajar para que comiencen a revisar el caso del edil golpeador de Tepehuacán de Guerrero, Hilario Mendoza Benítez.

Hasta el momento todo el proceso ha quedado suspendido, en tanto pasaron las vacaciones y festejos de fin de año. Ya existe la averiguación previa DAP/540/2013 integrada por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJEH), también la Comisión de Derechos de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) inició una queja en contra del alcalde que cometió el error más vil en su vida.

Las asociaciones que defienden los derechos de las mujeres no hicieron esperar sus reclamos y exigencias para que las autoridades judiciales actúen con todo el rigor de la ley en contra de Hilario Mendoza. La opinión pública también hizo eco de este cobarde delito y con el mismo tono exige un castigo “ejemplar” para el “servidor público”.

No vale la pena recordar los actos que bajo el influjo del alcohol cometió el edil de Tepehuacán de Guerrero, pero sí vale la pena recordar que no tiene ni siquiera un año que se reformó el Código Penal del estado en el que establece una pena de hasta tres años a quien cometa delitos en contra de la mujer, solo por ser mujeres. O sea, delitos de género.

Presuntamente 2013 fue el año de apoyo para todas las mujeres en situación de vulnerabilidad, principalmente, y para todas las mujeres en general a través de una nueva legislación que las protege. Este 2014 los diputados y diputadas del estado, y en especial la presidenta de la comisión de Equidad y Género en el Congreso local, Imelda Cuéllar, tiene la tarea de defender desde la máxima tribuna del estado todas esas voces que justamente piden justicia, empezando por la víctima, claro está.

El Congreso local tiene la responsabilidad de atender el caso y demostrar que toda la palabrería dicha por el Gobierno del Estado respecto a la defensión de las mujeres contra los delitos de género no sólo son dichos populistas, sino que lleva consigo una responsabilidad social y de justicia para quien sea víctima de actos cobardes, ya sean cometidos por algún edil sin educación o por cualquier tipo en cualquier rincón del estado.

Esta es la oportunidad para que este gobierno, “protector de las mujeres”, apoye el desafuero contra el alcalde priista de Tepehuacán de Guerrero y sea juzgado conforme a derecho y con todo el peso de la ley, pues solo de esta manera el gobierno podrá decir que las leyes estatales funcionan para beneficio de los hidalguenses, de lo contrario, serán sólo mentiras y demagogia; y eso, déjeme le digo, es sentido común.

http://twitter.com/Xoconoxtle