Antilogia

“¿Me regalas un peso?”

En México, es mejor ser limosnero que trabajar como ingeniero, o cualquier otra profesión. Ah, con ventajas fiscales adicionales: no se pagan impuestos: (ISR, IEPS, IMSS, Infonavit, entre otros).

Están tan mal los sueldos en el país, que gana más un limosnero que un ingeniero. Esta es la historia de un joven pasante de ingeniería en tiempos de la reforma laboral.

“Después de visitar durante toda la mañana varios despachos para dejar mi currículum vítae, decidí entrar a un restaurante de comida rápida a comprar un sándwich y una ensalada. Mientras comía, vi a través de los ventanales del restaurante ubicado en un céntrico crucero a un grupo de tres limosneros que entre la luz roja y la verde se alternaba para pedir limosna a conductores y transeúntes.

“El siguiente es el levantamiento de datos que realicé entre bocado y bocado. Un semáforo cambia de estado, en promedio, cada 30 segundos (treinta segundos en rojo, treinta segundos en verde). Por lo tanto, por cada minuto, un limosnero tiene 30 segundos de tiempo útil para lograr recibir un mínimo de 2.00 pesos.

“Bajo este esquema, en una hora de trabajo el limosnero habrá recaudado 120 pesos (60 minutos x $2.00/minuto).

“Si el limosnero trabajara 8 horas por día, descansando los domingos, tendría un promedio de 25 días ‘trabajados’ por mes, lo que dejaría un ingreso de 24 mil pesos mensuales (25 días/mes x 8 hrs/día x $120.00/hr = $24,000/mes). ¿Será que ésta es una cuenta absurda...?

“Ahora bien, hay personas que dan más de un peso, algunos hasta cinco pesos, pensando seguramente que son más bondadosas que aquellas que ofrecen un peso, lo que incrementa el potencial ingreso esperado en un crucero.

“Sin embargo, vamos a ser conservadores y asumir que en realidad el limosnero solo recauda la mitad de la cuenta inicial, o sea: $60.00/hora.

Haciendo nuevamente las cuentas tendríamos una cifra final de 12 mil pesos por mes.

“Esto equivale al salario promedio bruto de un supervisor de ingeniería, que se desempeña en una empresa de mediano porte; trabajando 48 horas nominales por semana, y aún teniendo que ir los domingos a resolver los problemas de mantenimiento y otros... Amén de las horas extras no remuneradas...

“De esta forma, cuando el limosnero recibe $5.00 (que no es raro), puede descansar tranquilo debajo de un árbol por los próximos nueve cambios de luz del semáforo, y sin ningún jefe que lo joda, sin tener que redactar sus objetivos, sin evaluaciones, sin reportes ni acoso laboral de ningún tipo.

“Pero hasta aquí todo es teoría... ahora vamos al mundo real: con estos datos en mano, decidí entrevistar a una mujer que pide limosna y siempre va a cambiar las monedas a una tienda del barrio (a los bodegueros les encanta la morralla). Le pregunté cuánto recibía de limosna por día…

“¿Saben lo que me respondió...? Pues la cuenta inicial estuvo bastante aproximada: ¡Un promedio de $400.00 a $450.00 diarios! Es decir, la media entre un buen día y un mal día daría la cifra de 10 mil 625 pesos mensuales.

“Para mi infortunio, ella me precisó que jamás llega a trabajar ni siquiera ocho horas diarias... ni tampoco todos los días de la semana…

“Conclusión: en México es mejor ser limosnero que trabajar como ingeniero o cualquier otra profesión. Ah, con ventajas fiscales adicionales: no se pagan impuestos: (ISR, IEPS, IMSS, Infonavit). A lo más, una mordida a los patrulleros para que no los remitan al Ministerio Público. Mucho menos han tenido que estudiar ni practicar ‘X’ años para conseguir ese ingreso. Creo que me equivoqué de profesión… ¿Tendrás un peso que me regales?”, (tomado de m.taringa.net/posts/info/13236303/la-verdad-de-los-limosneros.html).

ricardomonreala@yahoo.com.mx

http://twitter.com/ricardomonreala