Antilogía

¿La corrupción “está en chino”?

Si usted cree que la corrupción en México está en chino, entonces habrá que ver lo que está haciendo China para enfrentar este cáncer.

1) Política de Estado contra la corrupción: Al asumir Xi Jinping la dirección del partido comunista (2012) y la presidencia de la República China (2013), declaró la guerra a la corrupción política y económica, "que amenaza el futuro de nuestra gran nación". La lucha anticorrupción se elevó a rango de "política de Estado" y fue llamada la "segunda revolución cultural" dado el enfoque judicial y educativo adoptado.

2) Pena de muerte a funcionarios corruptos: China contempla la pena capital para funcionarios que soliciten o acepten sobornos que excedan 100 mil yuanes (12 mil 700 euros; unos 240 mil pesos mexicanos). Según un sondeo de enero de este año, 73 por ciento de la población china apoya esta medida. Zhang Xinhua, administrador de la corporación industrial y de agricultura Baiyun de Guangzhou, es el funcionario de más alto nivel condenado a la pena capital este año. Fue apresado con 37 kilos de oro escondidos en su casa. Indonesia, Singapur e Irak son países que contemplan también la pena de muerte para funcionarios que incurran en actos de corrupción, desde el soborno hasta el fraude.

3) Cadena perpetua: En los casos de sobornos, mordidas, moches, "entres", disimulos y cualquier otra gama de manejo fraudulento o daño patrimonial al erario chino por menos de 100 mil yuanes, la legislación contempla la cadena perpetua. El caso más representativo es el del ex ministro de ferrocarriles, Liu Zhijun (60 años), considerado el padre del ferrocarril de alta velocidad (el mismo transporte que se pretendía instalar en el tramo México-Querétaro), quien fue encontrado culpable de utilizar su posición para ayudar a 11 contratistas cercanos a su círculo de amistades y de recibir sobornos por 8.2 millones de euros entre 1986 y 2011. Originalmente fue condenado a la pena capital, pero al admitir su culpabilidad, cooperar con el Tribunal de Pekin y mostrar arrepentimiento, fue conmutada por cadena perpetua.

4) Confiscación de bienes del funcionario y de su entorno familiar: La cruzada china contra la corrupción tienen actualmente bajo proceso de investigación y juicio a casi 300 mil funcionarios de todos los niveles y grados de mando. Desde tigres (alrededor de 60 funcionarios de alto nivel gubernamental) hasta moscas, o burócratas de mandos medios y bajos, que realizan funciones de inspección, verificación o de seguridad policiaca. A los culpables se les ha confiscado bienes y cuentas, tanto personales como de sus familiares próximos. Por esta vía el gobierno chino habría recuperado 6 mil millones de dólares hasta el mes pasado.

5) "Un día en prisión": la medida más reciente es el programa que lleva este nombre mediante el cual el gobierno está invitando a sus funcionarios de diverso rango a pasar 24 horas en una prisión de alta seguridad (sin túneles) para advertirles de las posibles consecuencias de sus actos de corrupción. El confinamiento incluye la visita de la esposa (o) y de los hijos (as) al funcionario preso por un día.

China no es ejemplo a seguir en diversos rubros (derechos humanos, democracia política, políticas ambientales). Pero en materia de lucha contra la corrupción algo está haciendo bien, porque en poco tiempo su índice internacional ha bajado 11 puntos..., los mismos que ha subido nuestro país.

ricardomonreala@yahoo.com.mx
Twiter.@ricardomonreala