Antilogia

La "Ley de Murphy" en Almoloya

"El Chapo" era el reo personal y el timbre de orgullo de dos presidentes: Peña Nieto y Barack Obama. Hoy es el timbre de alarma de ambos.

¿Quién dice que Alomoloya es un penal sin leyes? Las de Murphy se cumplieron al pie de la letra.

1) “Si algo puede salir mal, saldrá peor”: Hoy sabemos de diagnósticos e informes que alertaban sobre fallas, relajamientos disciplinarios y procedimientos irregulares al interior del penal que no se atendieron en su momento (por ejemplo, solo funcionaba 53% de las cámaras de vigilancia; privilegios a favor de reos vip; fallas en la infraestructura hidráulica, eléctrica y sanitaria; obsolescencia en equipos de detección de incidentes; brazaletes neutralizados por radiofrecuencias satelitales). Hace dos años el penal obtuvo una calificación de 71 en una escala donde 100 significa “atención urgente” (El Universal, 17 de julio). De ser un penal de “máxima seguridad” pasó a ser de “máxima vulnerabilidad”.

2) “Si existe la posibilidad de que varias cosas vayan mal, la que cause mayor perjuicio se impondrá”: La fuga de El Chapo se presenta después de tres peticiones informales y una solicitud formal de extradición a Estados Unidos. El capo era el reo personal y el timbre de orgullo de dos presidentes: Peña Nieto y Barack Obama. Hoy es el timbre de alarma de ambos, así como fuente de frustración y enojo. El sinaloense es ya una pieza de juego en el ajedrez electoral de republicanos contra demócratas.

3) “Es inútil hacer cualquier cosa a prueba de tontos, porque los tontos son muy ingeniosos” (o más vale maña de capo que toda la fuerza del Estado): Por su expertise en hacer túneles transfronterizos El Chapo fue rebautizado en el bajo y el alto mundo como El Topo Guzmán. Conforme a la teoría del juego, ¿cuál es la probabilidad de que un mamífero roedor de la familia Talpidae que ha cavado más de 100 túneles durante tres décadas, construya el 101 para escapar de prisión? Un ingenioso meme daba cuenta de la repetición fatal de esa probabilidad estadística: “Si ya saben que me escapo, para que me encarcelan?”.

4) “La naturaleza siempre está de parte de la imperfección oculta (o de los puntos ciegos)”: ¿Cómo fue posible hacer en el piso de la regadera un corte quirúrgico con peraltes perfectos de 45 grados, de 50 por 50 centímetros, en una losa de hormigón de 100 milímetros de grueso, con un esmeril y discos de diamante de al menos nueve pulgadas, sin que la herramienta emitiera ni polvo ni ruido ni vibraciones capaces de ser detectadas por los sistemas electrónicos de registro de movimientos en el subsuelo del penal? ¿Será el nuevo producto milagro de Black & Decker? Es pregunta para la ciencia, porque el sentido común ya tiene la explicación: corrupción pura al más puro estilo cultural penitenciario (no veo, no oigo, no soplo).

5) “Un comité es la única forma de vida que tiene 12 estómagos, pero carece de cerebro”: Los reos de alta peligrosidad deben ser rotados de celda cada mes, incluso hasta de penales, en determinadas situaciones de riesgo. Durante 17 meses Guzmán Loera siempre estuvo en la celda 20, con un gadget que lo hacia geoposicionable todo el tiempo. ¿Quién decidió este privilegio? El Consejo Técnico Interdisciplinario, órgano colegiado que hacía recomendaciones al director del penal.

6) “En una contingencia, todo el mundo estará siempre fuera de lugar”: Los responsables de las cámaras de vigilancia en su hora de cena, el director del penal andaba de vacaciones, la directora de penales federales de permiso, y el gabinete de seguridad nacional en pleno vuelo trasatlántico.

Ni hablar: la suerte de El Chapo hasta la Diosa Fortuna la desearía, ¿no cree usted?

ricardomonreala@yahoo.com.mx

http://twitter.com/ricardomonreala