Autorretratos al portador

El regreso del "Man-ning"

La semana 7 de la NFL nos presenta un partido que desde antes de que iniciara la campaña regular, tanto Peyton Manning como la ciudad de Indianápolis tenían marcado en el calendario. El regreso del hijo favorito a la que fue su casa por catorce temporadas, se cumplirá este domingo por la noche. Cuando los Broncos de Denver visiten el estadio Lucas Oil, ese que fue construido con el éxito que Manning le trajo a la franquicia, y en el que cuando ganaron la candidatura para ser sede de la edición XLVI del Super Bowl, pensaron que sus queridos Potros, comandados por Manning, iban a jugar.

Sin embargo, no hubo amor eterno, cuando se trata del quarterback y los Colts. La relación terminó en 2012, y el gran líder fue dejado en libertad para firmar como agente libre con los Broncos. Equipo al que llevó en su primera campaña al título divisional, sólo para ser eliminados en la ronda divisional de la postemporada, por los eventuales campeones de la NFL, Baltimore. Esta temporada, Manning no sólo va camino a implantar nuevas marcas de pase, sino que tiene bien engranado e invicto a su conjunto, que probablemente el mismo Stanley Kubrick los llamaría su Naranja Mecánica.

Indianápolis tiene ahora su nueva versión de un prometedor líder ofensivo, Luck es el nuevo Manning, y ya los puso en playoffs. Y para el propietario de los Colts, el haber ganado tan sólo un Súper Tazón con Peyton, no fue suficiente. Irsay se atrevió hasta a mencionar el nombre de Tom Brady, el eterno rival de Peyton, quien cuenta con tres anillos de campeón. Pero mientras Irsay prendía la mecha, Manning prefirió esquivar las preguntas. Tendría gran éxito para la ciudad vencer a Peyton en su regreso.