Las responsabilidades y límites de los medios de comunicación

Los medios, por interés o simplemente por el gusto endémico al escándalo, aprovechan los hechos estentóreos y presumiblemente delictuosos para condenar sin pruebas a los involucrados. Ese señalamiento no es para defender a ninguna persona; los propósitos son abogar porque los medios asuman la responsabilidad de informar con la calidad suficiente para adquirir el conocimiento de los hechos y juzgarlos razonada y objetivamente; así como difundir los límites de la libertad de expresión. En México la responsabilidad social de los medios es mayor por el bajo nivel de lectura. Los habitantes se enteran de los acontecimientos a través de los diarios, el radio y la televisión que tienen, por eso, la obligación de adoptar  y observar los principios éticos del periodismo que son la veracidad, la independencia, la objetividad y el humanismo; en tanto, los ciudadanos tienen el derecho a la información verídica y oportuna; y al respeto de su honor y privacidad. Las responsabilidades éticas y legales del periodismo están en los artículos 6º, 7º y 21 constitucionales. El art. 6º establece el derecho a la información plural y oportuna; y en referencia a la radiodifusión, pero aplicable a todos los medios, dispone que la información debe de promover la cultura, la integración nacional, la formación cívica y la igualdad; por lo que debe de ser imparcial, objetiva y veraz. El humanismo impone la obligación moral de no dañar a las personas; y se materializa como obligación legal en el art. 6º que permite restringir la información cuando ataque a la moral, la vida privada, provoque un delito o perturbe el orden público; y en el art. 20 que establece la presunción de inocencia a favor de los imputados en un delito mientras no se les declare culpables.El Código Civil de Coahuila, instituye los derechos de la personalidad e impone el respeto al honor, a la presencia estética, al secreto epistolar, telefónico, profesional, testamentario y a la vida privada o íntima. Prohíbe la intromisión en las vidas ajenas; y, enunciativamente, la divulgación de retratos, secretos y correspondencia. La violación de los derechos de la personalidad por particulares o autoridades produce daños materiales y morales que los responsables deben de reparar pagando las indemnizaciones a que haya lugar.La responsabilidad de los medios de comunicación y la defensa de los derechos de la personalidad son indispensables para conocer, juzgar y decidir de manera informada y objetiva los acontecimientos. La formación del criterio y su manifestación ordenada son condiciones para la madurez cívica y el desarrollo social.