Sinfónica infantil esperanza azteca

Desde hace más de 14 años padecemos una grave enfermedad social por el empoderamiento de la delincuencia, la violencia descontrolada y el debilitamiento gubernamental.

Eso está minando las expectativas individuales de vivir en paz y la esperanza de un futuro mejor; así como la cohesión nacional y la certidumbre que sólo el respeto al orden legal establecido puede generar. Estos tiempos críticos pueden terminar de diversas maneras, entre ellas, con movimientos revolucionarios por la exaltación extrema del resentimiento popular y de las fuerzas en pugna; o bien por la regeneración del espíritu solidario y fraterno en la mayoría de la población.

Regeneración que puede impulsar la evolución pacífica y creativa de nuevos valores humanos y cívicos.Afortunadamente, en varios lugares del país muchos ciudadanos están asumiendo de manera organizada la defensa lícita de sus derechos, pero también el cumplimiento de sus obligaciones personales y comunitarias.

Los grupos, los fines y las acciones son múltiples pero el denominador común es el mismo: el cambio social a partir de la transformación individual. 

Entre esas tareas meritorias, sobresalen los patronatos dedicados a la atención de las necesidades primarias y al cultivo de las capacidades de la niñez menos favorecida económicamente, porque en esos niños está la posibilidad de una nueva generación de mexicanos que haga realidad la existencia de una sociedad justa y feliz.Un ejemplo es la Red Nacional de Orquestas Sinfónicas y Coros Esperanza Azteca que, gracias a los patronatos estatales, Grupo Salinas, Fundación Azteca, la Cámara de Diputados federal, la SEP, CONACULTA, y los gobiernos de los estados, brinda a los niños y jóvenes de escasos recursos la oportunidad real de conducir sus vidas hacia el mejoramiento individual y el bien público, a través del aprendizaje y la práctica de la música.

En nuestra ciudad un grupo de ciudadanos conscientes de su responsabilidad  para alcanzar el bienestar comunitario, ha conformado la asociación civil: Amigos de la Sinfónica y Coro Esperanza Azteca de Coahuila; cuyo objetivo principal es la enseñanza, investigación y difusión de la música para coadyuvar en la formación integral y humanista de la niñez y la juventud.