Ley para la Familia de Coahuila (segunda parte)

La semana pasada señalé que siguiendo la tendencia internacional se derogaron los capítulos relativos a la familia del Código Civil y se decretó la Ley para la Familia, que contiene nuevas definiciones y figuras jurídicas y usa el llamado lenguaje de género.

El objetivo del feminismo es la igualdad sustantiva de las mujeres y los hombres. Como tal debe de ser aceptado y fortalecido. Pero nada abona en pro del feminismo el uso del lenguaje de género; y en cambio provoca que la Ley sea imprecisa. Sirvan de ejemplo los siguientes artículos:

Art. 5º. “Las personas menores de 18 años de edad son sujetos y titulares de derechos inalienables e inherentes al ser humano y serán consideradas niñas o niños según corresponda a su género y madurez”.

Este artículo es redundante por el empleo de sinónimos, innecesario porque los derechos humanos son constitucionales; y  esde difícil comprensión porque el género de los niños no depende de una consideración legal ni de su grado de madurez.

Art. 244...”Todo lo relativo a los derechos inherentes a la guarda y custodia, así como a las obligaciones de crianza y el derecho de las hijas o los hijos a convivir con ambos padres y sus familias, atendiendo en todo momento al interés de las o los hijos y a la aptitud física y emocional de los padres, a cuyo efecto deberá oír a estos y alas hijas e hijos, y en caso de estimarlo necesario a los abuelos, tíos, o hermanos mayores”.

En esta disposición debió de observarse el lenguaje de género y decir los padres y madres, abuelos y abuelas, tíos y tías, hermanos y hermanas. Al no hacerlo, en el peor de los casos, significa que se excluyó de esa disposición a los parientes femeninos; y, en el mejor, es un reconocimiento a la inutilidad perniciosa de esa práctica.

Art. 268. “El parentesco de consanguinidad es el que existe entre personas que descienden de un mismo padre o madre.” Aquí se eliminó de un plumazo el parentesco con los abuelos y demás ascendientes.

Ojalá que antes de que entre en vigor se revise y corrija la nueva Ley.