Itinerario político

Es 'narco' y gana lo que un secretario de Estado

Durante semanas, un reportero le siguió la pista.

Lo ubicó, identificó, contactó y lo convenció. Al final, el criminal accedió a exponer —de viva voz— la realidad de un comerciante de drogas en Ciudad de México. La condición, el anonimato total.

¿Por qué una actividad de alto riesgo, como la de narcotraficante?

A la pregunta elemental siguió la respuesta elemental; simple y llana. "¡Por dinero!".

Nuestro hombre gana, en solo uno de sus negocios de droga, lo que percibe un secretario de Estado.

Nuestro hombre es un ciudadano común, que vive bien, con lujos, cuyos hijos van a la escuela, a fiestas y cuya familia realiza las mismas actividades que el resto de ciudadanos.

Nuestro hombre tiene un territorio al sur de la CdMx, no es de los más altos narcotraficantes, pero conoce las reglas básicas: "Bajo perfil y no volverse loco". Podría estar junto a cualquier ciudadano, en un restaurante, autoservicio, cine, festejo... y pasa inadvertido.

Nuestro hombre tiene ingresos mensuales, cuatro mil pesos menos que el jefe de Gobierno y seis mil menos que el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. En solo uno de sus negocios.

Solo regala 10 minutos al reportero del portal Letra Roja (www.letraroja.com.mx).

Reportero: ¿Cómo funciona el negocio de la droga en la Ciudad de México?

Narcotraficante: Al menudeo.

R: ¿Participan autoridades de la delegación y de la capital?

N: Más que autoridades delegacionales son autoridades de procuración de justicia, tales como la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública local.

R: ¿Cómo evitan ser detenidos?

N: Sobornando a las autoridades. Es imposible que no nos descubran, pero se intenta pasar desapercibidos.

R: ¿Por qué las autoridades niegan que haya crimen organizado?

N: Porque va contra la política de seguridad pública.

R: ¿Cómo es la distribución de la droga?

N: En lugares fijos, casas de bajo perfil, calles poco concurridas o nos contactan vía telefónica.

R: ¿Hay más personas que lo hacen?

N: Sí.

R: ¿Sabe cuántos cárteles hay en la ciudad?

N: Sé que son varios, de los que tengo conocimiento son dos, el de Sinaloa (del Chapo Guzmán) y Guerreros Unidos (los que habrían participado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa).

R: ¿Cada quien tiene su zona o pelean territorios?

N: No, todos tienen su zona de trabajo y su territorio delimitado.

R: ¿Qué delegación es la más pesada?

N: Definitivamente, la Cuauhtémoc.

R: ¿Cuánto pagan a los policías?

N: Se les paga mensualmente y es variable de acuerdo con la demanda que tiene el lugar donde se vende la droga.

R: ¿Tienen personas infiltradas en la policía?

N: Sí.

R: ¿Les avisan cuando hay operativos?

N: Nos avisan de dicho operativo y en ese momento dejamos de trabajar.

R: ¿La droga la hacen aquí o la traen de algún estado?

N: La traen de otros estados (esto implica que hay distribución nacional y que debe llegar por avión o camión a la Ciudad de México).

R: ¿Cuál droga es la que más se vende?

N: La cocaína en polvo y la piedra.

R: ¿Quiénes son sus clientes potenciales?

N: Jóvenes entre 20 y 25 años.

R: ¿Cuánto gana al mes?

N: Me quedan libres de un solo negocio cerca de 100 mil pesos al mes (un millón 200 mil pesos al año).

R: ¿Es un negocio fácil?

N: Para nada fácil.

R: ¿Vale la pena el riesgo?

N: Sí vale la pena el riesgo.

R: ¿Tiene algún miedo?

N: Sí, ir a prisión por realizar esta actividad.

R: ¿Usted se considera "malo" por vender droga?

N: No me considero malo, creo que esa es una imagen errónea, depende también del nivel educativo de quien ejerce estas actividades y existe una máxima para los que nos dedicamos a esto: "Dale poder a un ignorante y tendrán un prepotente".

¿Existe o no crimen organizado en la CdMx?

Al tiempo.