Itinerario político

De la farsa del #132 a los farsantes del IPN

Si hoy es moda hablar del "mal humor social" o de la "indignación ciudadana" contra políticos y partidos, hace cuatro años —el 11 de mayo de 2012— nació otra moda de temporal: la chabacana "Primavera Azteca".

La moda se sintetizó, como recuerdan, en una impostura identificada con la etiqueta #YoSoy132, que nació el 14 de mayo del mismo 2012 y que algunos pensaron como una revuelta universitaria contra el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña.

Hoy hace cuatro años —el 13 de mayo de 2012—, aquí publicamos el primer texto sobre lo que bautizamos como "montaje estudiantil claramente manipulado" y que en la Universidad Iberoamericana se organizó —con dos semanas de distancia—, una aplaudida visita de AMLO y una abucheada presencia de EPN.

De la celada de estudiantes y maestros de la Ibero a EPN —celada que, probamos, fue preparada por adoradores de AMLO— nació el #YoSoy132 y los "ternuritas"; jóvenes manipulados —bobos útiles— de quienes igual que hoy se escribieron sesudos artículos y ensayos que pretendieron emparentarlos con los cambios que cimbraron el mundo árabe —cambios fracasados, por cierto—, y hasta como modernos mártires del 68 mexicano.

En una veintena de entregas del Itinerario Político desenmascaramos y documentamos farsa y farsantes del #132 quienes hoy —a solo cuatro años— son todo aquello que criticaron; malos aprendices de políticos, malos profesionistas y periodistas del montón. Eso sí, no pocos resultaron eficientes vividores del poder; del odiado "sistema" que decían combatir.

¿En qué terminó la impostura de "revuelta" universitaria del #132? Terminó en impostores sin máscara y en una moda que motivó ríos de tinta y toneladas de estupideces sobre la inexistente espontaneidad de algunos universitarios mexicanos.

Apenas han pasado cuatro años y no queda nada de esa grosera manipulación estudiantil. Acaso se recuerda la caricatura de la forma insultante en que políticos, líderes, partidos, candidatos y académicos manipulan a los universitarios.

Y viene a cuento porque puntual, en el ciclo político siguiente, apareció la nueva manipulación a universitarios. Ahora del IPN, una vez que los bobos útiles de la Ibero fueron desechados.

El pasado lunes documentamos a través de testimonios de maestros, estudiantes y trabajadores del IPN que, en efecto, el "paro loco" del Poli está tripulado por AMLO, quien hace cuatro años manipuló, tripuló y engaño a universitarios de la Ibero y de muchas otras universidades privadas, con la patraña del #132.

Dijimos que a los paristas de las vocacionales del IPN no les importa la educación y tampoco el futuro de los politécnicos. Importa la renta política que obtienen quienes manipular jóvenes con fines político electorales.

Y es que, como lo señalamos el lunes, la idea es hacer crecer la crisis del IPN hasta niveles de conflicto nacional para —con esa crisis educativa y social—, detonar una crisis político electoral que favorezca al "candidato gorgojo": a AMLO.

También dijimos que a nadie en las filas de AMLO, Morena y del "paro loco" del IPN le importaba el regreso a clases, pese a que ante el director del IPN dizque estudiantes —que mostraron que no saben ni leer—, firmaron un acuerdo para levantar el paro en vocacionales.

Dijimos que harían crecer el conflicto hasta parar todo el IPN, luego la UNAM, la UAM, la UACM y otras.

¿Y para qué el paro? Por razones político electorales.

Y, en efecto, hoy sigue el paro, a pesar de la firma para levantarlo, y empiezan a sumarse escuelas superiores del IPN.

¿Y la educación? Les vale madre.

Al tiempo.