Itinerario político

‘El Chapo’, ¡pobre y sin dinero! ¿Mintió ‘Forbes’?

El tema es mucho más que increíble, es de risa loca. Y es que ahora resulta que el criminal más buscado en todo el mundo, el narcotraficante más acaudalado del orbe, que según la revista Forbes ocupaba un importante lugar entre los más ricos del planeta, no es más que un pobretón sin dinero.

Y es que hasta hoy el gobierno de Estados Unidos no ha podido localizar un solo peso —ya no se diga un dólar— propiedad del supuesto criminal más acaudalado del mundo. No aparecen inversiones, propiedades, acciones y mucho menos cuentas bancarias en ninguna parte del mundo.

Por eso la pregunta: ¿dónde están los miles de millones de dólares que según Forbes colocaban a El Chapo en la lista de los hombres más ricos? ¿Será que sus compinches lo dejaron en la ruina? ¿O habremos sido víctimas de otras de las grandes mentiras de los medios de Estados Unidos?

Y es que ninguna autoridad de Estados Unidos ha sido capaz de localizar un centavo propiedad de Joaquín Guzmán Loera, motejado como El Chapo, a quien conocidos actores pretendieron cortejar para conseguir parte de la jugosa fortuna que es ya mitología en el criminal.

Y el escándalo es tal que las autoridades norteamericanas no solo se dicen defraudadas, sino engañadas porque el negocio del siglo que suponían estaba al alcance de su mano terminó en nada. Por eso cada vez es más insistente el reclamo de la autoridad estadunidense al gobierno de México para que ayude en la localización del dinero; fortuna que no aparece por ningún lado.

Según autoridades norteamericanas y agencias investigadoras mexicanas que confirmaron la versión, es tal la crisis económica de El Chapo que el gobierno norteamericano debe pagar un abogado de oficio para que el “peligroso criminal” pueda seguir el juicio en aquel país, luego que fue extraditado por el gobierno mexicano.

Vale recordar que después de fugarse del penal de máxima seguridad del Altiplano —en julio de 2015— crecieron las versiones de que El Chapo era dueño de una de las más fabulosas fortunas del mundo. La mitología creció a niveles de escándalo político que en algunos momentos hasta fue utilizado como “otro de los clavos del ataúd” del gobierno mexicano.

México es “un país de pobres con narcotraficantes que se catalogan entre los más ricos del mundo”, decían los malquerientes del gobierno mexicano. Y claro, muy pocos se atrevieron a cuestionar la veracidad de “la información” utilizada por Forbes para realizar sus cuestionables mediciones. Todos creían a ciegas y sordas y hasta mentaban madres a quienes llegamos a decir que era una mentira con fines políticos.

La terca realidad también derrumba el mito de que una vez en EU, El Chapo negociaría una reducción de la pena por los delitos que le achacan, a cambio de entregar buena parte de su fortuna. Incluso no pocos “sesudos” conocedores de la relación entre los dos países cuestionaron al gobierno de México por promover la extradición sin antes haber “exprimido” a El Chapo para que su fortuna se quedara en México. Hoy son muchos los indicios de que la fortuna de El Chapo no era más que un conveniente engaño para algunos interesados.

Y la mejor prueba es que hasta hoy nadie ha sido capaz de ofrecer una sola evidencia de que El Chapo es dueño de un rancho, una casa, un edificio o tal o cual cuenta bancaria, a pesar de que los cálculos de Forbes indicaron que el líder del cártel de Sinaloa tenía por lo menos mil millones de dólares.

¿Dónde están esos millones? ¿Los manejan prestanombres? ¿Están en efectivo, en especie, en propiedades inmobiliarias, en acciones empresariales…? Nadie lo sabe, lo que confirma que Forbes fabrica mentiras en tiempos de la posverdad. ¿De dónde sacó Forbes los datos para colocar a El Chapo entre los más acaudalados del mundo?

Nada se ha sabido a pesar de que en su momento el gobierno de Estados Unidos ofreció 7 millones de dólares a quien diera información sobre el narcotraficante y sus propiedades, mientras que luego de su fuga México ofreció 30 millones de pesos.

Como recuerdan, un día antes de que Donald Trump accediera al poder en Estados Unidos —la última noche de Barack Obama como presidente— se llevó a cabo la extradición del capo más buscado del mundo. También en ese caso apareció la especulativa. Que si era un gesto a favor de Obama, que si era una muestra de sumisión a Trump, que si… La extradición se logró gracias a una rigurosa investigación del gobierno mexicano que localizó “un hoyo negro” en la defensa jurídica de El Chapo.

Sigue la pelea legal de Guzmán Loera, nadie sabe cómo y cuándo terminará, pero la fortuna de El Chapo, si existe, sigue intacta y nadie sabe dónde está. Al tiempo.