Itinerario político

¡No son 43, son más de 100 desaparecidos!

Pocos días después de que un puñado de vividores de la tragedia hicieran del crimen de "los 43" una insultante causa política, aquí dijimos que, de ser legítima la preocupación por los normalistas, las expresiones ridículas como el "pase de lista" y la escandalera mediática habrían dado paso a un trabajo periodístico serio y una masiva campaña de búsqueda de decenas de desaparecidos en circunstancias similares.

Y como a ninguno de los vividores preocupan "los otros desaparecidos", realizamos un recuento periodístico elemental y documentamos al menos 106 personas entre 2011 y 2016, que esperan su respectivo "pase de lista" y la escandalera mediática. Sin contar el reparto de beneficios a los padres agraviados por similar tragedia.

¿Por qué a nadie importa el resto de los desaparecidos? ¿Por qué los vividores de la tragedia no se han apoderado de esos casos para medrar con el dolor y la muerte? ¿Por qué los pillos del GIEI no han dicho nada sobre esas cifras del terror?

La respuesta la saben todos: porque "regentear" a casi un centenar de desaparecidos —o los 15 mil que algunos argumentan— no da renta política. La "carnita" y la "lana" está en "los 43", supuesto emblema de crímenes de Estado.

Por eso detallamos solo un puñado de los más de 100 casos.

1. El 7 de diciembre de 2011, en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, fueron levantados por un comando los activistas Marcial Bautista Valle y Eva Fe Alarcón Ruiz. Nunca han sido encontrados.

2. El 5 de enero de 2012 desaparecieron en la carretera Ixtapa-Zihuatanejo David Ramírez y Miguel Rivera, jóvenes de la Ciudad de México por quienes sus padres pagaron rescate. Sin embargo, nunca más se supo de ellos.

3. El 26 de noviembre de 2014, en Chilapa, Guerrero, un grupo armado levantó a un empresario constructor, a dos arquitectos y a dos personas más mientras trabajaban en el proyecto Escuelas de Calidad. El hecho se vio opacado cuando 11 hombres decapitados y semicalcinados se encontraron al día siguiente, en el mismo municipio. Se presumió que los restos calcinados pertenecían a los desaparecidos.

4. El 18 de mayo de 2015, también en Chilapa, Guerrero, un comando de 300 hombres recorrió el pueblo y sus alrededores y durante horas levantó a por lo menos 30 lugareños que nunca más aparecieron. Los levantones se dieron el día en que la Policía Comunitaria visitó la región.

5. El 3 de mayo de 2015, en el municipio de Choix, Sonora, un grupo de 11 jornaleros desapareció cuando se trasladaba en camioneta a la pizca de la uva. Nunca más se supo de ellos.

6. El 20 de noviembre de 2015, los turistas australianos Adam Coleman y Dean Lucas salieron de Canadá con destino a México. Habían viajado por toda la costa del Pacífico y al cruzar Sinaloa desaparecieron.

7. El 11 de enero de 2016, en Tierra Blanca, Veracruz, un grupo de cinco jóvenes viajó al puerto de Veracruz para pasar el fin de semana. A su regreso, al cruzar por Tierra Blanca, policías estatales los detuvieron y nunca más se supo de ellos.

8. El 19 de marzo, en Papantla, Veracruz, los jóvenes Uriel Pérez Cruz, Luis Humberto Morales Santiago y Jesús Alán Ticante fueron levantados por la policía municipal y hasta el momento nadie sabe nada. En Veracruz se especula que uno de los desaparecidos era hermano del jefe de una banda criminal.

¿Por qué nadie ha pedido que la CIDH investigue a estos desaparecidos? ¿Por qué nadie ha dicho que se trató de un crimen de Estado? ¿Por qué nadie pasa lista por ellos? Porque no dan renta política y ganancia económica.

Al tiempo.