Itinerario político

Gabino Cué: la vergüenza

El 23 de febrero de 2010, los dirigentes de PAN, PRD, PT y Convergencia ungieron a Gabino Cué como candidato de unidad en Oaxaca.

Luego del caótico gobierno del priista Ulises Ruiz —algunos lo señalaron como el peor gobierno en la historia de Oaxaca—, la llegada como candidato y luego gobernador del ex priista y neoperredista Gabino Cué fue vista como “una bocanada de aire fresco” para Oaxaca, el estado con mayor atraso en el país.

Desde ese 23 de febrero de 2010 —durante la campaña y como gobernador de Oaxaca—, todos aplaudieron que Gabino haya echado al PRI y que la alianza hiciera posible el milagro de la alternancia.

Todo era alegría y parabienes en ese febrero de 2010, sobre todo para los partidos que apostaron por las alianzas “contra natura” de todos contra el PRI,sobre todo jefes partidistas como César Nava, del PAN; Jesús Ortega, del PRD; Luis Walton, por Convergencia, y Alberto Anaya, por el PT.

Todos auguraron para Oaxaca el mejor de los mundos; dijeron que luego del escandaloso gobierno de Ulises Ruiz no se podía producir uno peor y dijeron que con el fin del PRI en esa entidad se acabarían las mafias y los poderes fácticos.

Vale recordar que quienes auguraron vida nueva para los oaxaqueños fueron Andrés Manuel López Obrador, Cuauhtémoc Cárdenas, Marcelo Ebrard, Manuel Camacho Solís, Josefina Vázquez Mota, el ex gobernador Diódoro Carrasco, Carlos Navarrete, además del gobernador panista de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, y el ex priista José Rosas Aispuro, hoy gobernador aliancista de Durango.

Más aún,el 14 de agosto de 2010, durante la campaña de Gabino Cué, el señor López Obrador dijo: “Gabino va a estar a la altura del pueblo de Oaxaca  y hará un buen gobierno”.

Sin embargo, han pasado seis años y no solo Oaxaca, sino los oaxaqueños viven peor que durante el peor gobierno de la historia, el de Ulises Ruiz.

Los líderes mafiosos de la CNTE y de más de mil 200 organizaciones que medran del dinero público son más ricos y son el verdadero poder en Oaxaca; Gabino es más rico, pero también es un “pelele”, mientras que todos los indicadores sociales y económicos dicen que hoy en Oaxaca existe más pobreza, más atraso social, más rezago educativo, más violencia y la economía estatal está peor que con Ulises Ruiz.

¿Por qué ante la crisis en Oaxaca no dicen nada del fracaso López Obrador, Cárdenas, Ebrard; la señora Vázquez Mota, el ex gobernador Diódoro Carrasco, Carlos Navarrete y los ex presidentes César Nava; Jesús Ortega; Alberto Anaya y Luis Walton de MC?

Callan por complicidad y porque no tienen vergüenza.

Al tiempo.