Itinerario político

El PRI ocho triunfos, el PAN tres y el PRD uno

Con más pena que gloria —ya que la guerra de perros y gatos no solo está entre partidos y candidatos, sino en el árbitros electorales— acabó la mitad del proceso electoral de 2016, que renovará 12 gobiernos estatales.

¿Qué ha cambiado y qué se mantiene, según el arranque de la jornada?

1.- Cada vez es más claro el fracaso de las alianzas PAN-PRD en cinco estados.

2.- Morena se podría consolidar como gran ganador, a pesar de que no se llevará un solo gobierno estatal.

3.- Se confirma la tragedia del PRD, que podría perder el registro en algunos estados.

El resto del escenario electoral mantiene la tendencia ganadora para el PRI en ocho gobiernos estatales, se afianza la posible victoria del PAN en tres estados y existe esperanza de que el PRD gane un gobierno estatal.

Mientras, en Veracruz se consolida la alianza del PRI de Javier Duarte y la Morena de AMLO. Además, la guerra sucia contra Miguel Ángel Yunes, candidato de PAN-PRD, debilita la alianza y despeja el camino al PRI.

En Puebla, el PRI dejó sola a su candidata, Blanca Alcalá. En todas las encuestas, el puntero es el panista Tony Gali. Además, la Morena de AMLO desplazó al PRD al tercer lugar.

En Oaxaca avanza la atomización opositora, lo que despeja el camino al PRI de Alejandro Murat.

En Chihuahua, asistimos al más estrepitoso fracaso aliancista. La campaña del panista Javier Corral no prende. El azul pidió el apoyo de personalidades de todos los signos. Aun así, sigue en segundo lugar. Incluso, en algunas encuestas el aspirante independiente, José Luis 'Chacho' Barraza supera a Corral.

En Tlaxcala se ha producido un empate técnico entre PRI, PAN y PRD. Por eso, si las candidatas de oposición —Adriana Dávila y Lorena Cuéllar— suman esfuerzos, sin problema derrotarán al PRI.

En Tamaulipas, el panista Francisco García Cabeza de Vaca aventaja al PRI y al gobierno estatal. Y es que la del PRI en esa entidad es una campaña de Estado.

En Aguascalientes se tambalea la ventaja de la priista Lorena Martínez, quien arrancó a la cabeza pero tira los votos a la basura. Algunas encuestas dan la delantera al panista Martín Orozco.

En Zacatecas, el priista Alejandro Tello sigue adelante. La candidatura del aspirante de Morena, David Monreal, se empantanó en un lejano segundo lugar con el abanderado de la alianza PAN-PRD, Rafael Flores.

En Durango todo indica que el candidato de la alianza opositora, José Rosas Aispuro, volverá a perder. El priista Esteban Villegas sigue a la cabeza.

Sinaloa es peculiar. A pesar de la pésima campaña del candidato del PRI, Quirino Ordaz, el tricolor sigue a la cabeza, como fuerza indiscutible.

Quintana Roo es otro caso "para la araña". El candidato de la alianza opositora, Carlos Joaquín González —tránsfuga del PRI—, no ha dado los resultados esperados. Si bien la diferencia entre González y el puntero no es considerable, el aspirante del PAN y PRD no crece y las encuestas favorecen al priista Mauricio Góngora.

Hidalgo es un "bombón" para el PRI, gracias al buen gobierno de Francisco Olvera. El priista Omar Fayad mantiene una ventaja amplia.

De esa manera, a media elección, el PRI tiene ventaja electoral en Veracruz, Chihuahua, Sinaloa, Quintana Roo, Oaxaca, Durango, Hidalgo y Zacatecas. El PAN tiene posibilidades de triunfo en Aguascalientes, Puebla y Tamaulipas. Y el PRD posibilidades de ganar en Tlaxcala.

¿Quién será el gran ganón?

Al tiempo.

EN EL CAMINO

¿Y qué, no le quitarán el registro a Movimiento Ciudadano por el robo del listado nominal? ¿No tienen nombre y apellido los culpables?